ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
2 de agosto de 2017 / 07:21 a.m.

MONTERREY.- Fue la mirada más bella de Cuba. Sus ojos verde esmeralda fueron su carta de presentación y ayer, esos mismos ojos que enamoraron al mundo entero, se cerraron.

Carmen Ignarra Güell, mejor conocida como Carmita Ignarra, falleció ayer a los 90 años, víctima de un paro cardiaco.

Ignarra llegó a ser en los años 40 la actriz más deseada en Cuba. Visitó cada uno de los continentes, pero su necesidad de crecer como artista la llevó a viajar a México para trabajar en cine, televisión y radio.

Se estableció en Monterrey y protagonizó Maribel, la primera telenovela hecha en la Sultana del Norte, en la que el galán era Tony Carbajal. Fue considerada como la pionera de las telenovelas y programas dramáticos en nuestro país.

Después de un retiro temporal, Carmita regreso a la pantalla chica en el programa Volumen 2, donde fue la titular del segmento "Carmita Califica". Más tarde realizó la primera serie en Monterrey, Méteme Gol, en la que compartía créditos con actores como Édgar Vivar.

En los últimos años se realizó una cinta biográfica, la cual contaría su vida, pero que no fue del todo de su agrado.

Con el propósito de cumplir su última voluntad, no se realizarán servicios funerarios, ni será cremada. Sus restos descansarán en el Panteón Guadalupe.


jeem