6 de marzo de 2013 / 02:19 p.m.

Shanghái • El alcalde de la ciudad china de Hangzhou y también diputado, Shao Zhanwei, murió de un infarto hoy durante una sesión del pleno de la Asamblea Nacional Popular (Legislativo), que esta semana celebra en Pekín su cita anual, donde China confirmará a sus nuevos gobernantes para la próxima década.

El fallecimiento lo anunció de manera escueta la agencia oficial Xinhua, que recordó que Shao ocupaba desde 2011 la alcaldía de Hangzhou, capital de la provincia oriental de Zhejiang, cuna del sector privado del país comunista y una de sus regiones más desarrolladas, industrializadas y volcadas al comercio exterior.

Por ahora no se han revelado más detalles, como si estaba previsto que la delegación de Zhejiang ante la ANP mantuviera algún encuentro hoy presidido por los nuevos líderes o por Xi Jinping, quien sucederá esta semana a Hu Jintao en la presidencia del país, y que encabezó ayer una reunión similar con gobernantes de Shanghái.

El alcalde de Hangzhou, antigua capital china ubicada a 170 kilómetros de Shanghái, había nacido en 1956 en Cixi, cerca del puerto de Ningbo, en Zhejiang, y era miembro desde 1980 del Partido Comunista de China (PCCh), por cuya escuela provincial de dirigentes se había graduado.

Shao, químico y abogado de formación, tuvo varios cargos, antes de su llegada al frente del Gobierno de la capital provincial, en organismos públicos de las ciudades de Ningbo, de la que fue vicealcalde, y Wenzhou, de cuyas inmediaciones proviene gran parte de los chinos residentes en España, de la que fue alcalde.

EFE