10 de septiembre de 2013 / 01:48 p.m.

Ankara • Un joven turco de 22 años falleció anoche tras recibir en la cabeza el impacto de un bote de humo disparado a corta distancia por la Policía, que volvió a usar la fuerza para dispersar una manifestación en la ciudad sureña de Hatay.

El fallecido, Ahmet Atakan, tomaba parte en una protesta convocada en recuerdo de Abdullah Comert, un joven que murió en junio por el disparo de un agente de Policía durante la ola de manifestaciones antigubernamentales en el parque Gezi de Estambul, informó hoy el diario Hürriyet Daily News.

La manifestación de anoche derivó en duros choques con la Policía, que recurrió a los gases lacrimógenos y a las pelotas de goma para dispersar a los manifestantes. Los enfrentamientos dejaron varios heridos, según los medios turcos.

También se produjeron manifestaciones en Ankara, donde los estudiantes de la Universidad Técnica de Oriente Medio protestaron contra la construcción de una autopista que cruzará el campus y la edificación de una mezquita en una zona sagrada para la minoría aleví.

Estambul también fue escenario de protestas, con lo que parecen confirmarse las advertencias de que el mes de septiembre, con el comienzo de la actividad en las Universidades, podría significar el resurgir de las masivas protestas que mantuvieron en jaque al Gobierno en mayo y junio.

Con la muerte de Atakan, son ya seis las personas, cinco manifestantes y un agente, que han muerto durante las protestas, que han dejado también miles de heridos.

 — EFE