1 de abril de 2013 / 12:41 a.m.

Wilson falleció el 28 de marzo en un hospital del Carolina del Sur después de un episodio de gripe y años de problemas cardiacos y pulmonares, dijo su esposa Judy Wilson.

 

México - Elwin Wilson, el ex integrante del Ku Klux Klan que se disculpó en público por años de racismo violento, incluyendo la golpiza a un negro que llegó a ser congresista por Georgia, falleció, se informó el domingo. Tenía 76 años.

Wilson falleció el 28 de marzo en un hospital del Carolina del Sur después de un episodio de gripe y años de problemas cardiacos y pulmonares, dijo su esposa Judy Wilson.

La viuda dijo por teléfono a The Associated Press que el hombre sentía alivio de haber vivido lo suficiente para tratar de enmendar los años de intolerancia racial. Detalló su acto extensamente cuando llamó al The Herald of Rock Hill para disculparse poco después de la juramentación del presidente Barack Obama al cargo en el 2009.

"Dijo que lo tenía en su corazón desde hace mucho tiempo", indicó Judy Wilson. "Dijo que su deseo era encontrar a aquellos que trató mal y disculparse con todos".

Entre otras cosas, Wilson quemó cruces, colgó una muñeca negra de un lazo afuera de su casa, lanzaba melones a negros que caminaban por Main Street, arrojó una barra de metal a un joven negro que estaba sacudiendo la máquina vendedora de sodas en la gasolinera de su padre y golpeó brutalmente al que después sería el legislador demócrata John Lewis, en una estación de autobuses en 1961.

"Su historia es poderosa, su historia no debe olvidarse", dijo Lewis al diario The Herald (http://bit.ly/14w1uWp) el domingo en entrevista telefónica. "Su historia y la forma como llegó a esta posición debe entenderse y contarse".

Wilson también se disculpó en otros actos públicos, incluyendo un encuentro con Lewis en la oficina del legislador en el Congreso.

Cuando la AP lo entrevistó en 2009, Wilson trató de explicar su remordimiento.

"Todo lo que puedo decir es que esto me ha molestado por años, todo lo malo que hice", dijo. "Y me doy cuenta de que no hay forma en que pueda ser salvado y vaya al cielo, no como los negros".

"Él fue el primer ciudadano que lo hizo", indicó Lewis. "Él fue el primero de todos en venir y disculparse. Que un ciudadano se acercara y me dijera 'soy en el que te atacó, el que te golpeó', fue muy importante".

AP