2 de febrero de 2013 / 06:12 p.m.

Madrid.- El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró hoy aquí que son falsas las acusaciones de corrupción contra el gobernante Partido Popular (PP) que lo involucran y sostuvo que están basadas en "documentos apócrifos".

Rajoy hizo sus declaraciones durante una reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo del PP sobre el caso de su ex tesorero Luis Bárcenas, quien se presume hizo operaciones financieras secretas en el partido y pagaría sobresueldos a dirigentes con dinero no declarado al fisco.

"Es un escándalo de grandes dimensiones que afectan a miembros significados del partido y que por incluirme alcanza a la presidencia del gobierno, no se cuáles son las intenciones ni quién manipula los datos ni quién los filtra dosificadamente", señaló el mandatario.

"De lo que de mí se dice y lo que a mí se me atribuye, no voy a necesitar más de dos palabras: es falso. Nunca he recibido ni he repartido dinero negro ni en este partido ni en ninguna parte, es falso", enfatizó Rajoy en la sede del PP en esta capital.

En su calidad de presidente del gobierno, y del PP, expresó su compromiso "a desplegar la máxima transparencia, facilitar lo preciso para que salga la verdad y poner todo para que no quede la menor sombra de duda".

Además, anunció que desde la próxima semana estarán a disposición de todos los ciudadanos sus declaraciones de la renta y de patrimonio en la página de Internet de La Moncloa (oficina presidencial).

Rajoy, quien compareció ante dirigentes de su partido en una sala a la que no se permitió la entrada a periodistas para que no le hicieran preguntas, dijo sentirse obligado a decir que no entró en política para ganar dinero, ya que antes de hacerlo ganaba más en su profesión.

"Me da pudor decirlo: no he venido a la política a ganar dinero, sino perdiendo, pero para mí el dinero no es lo más importante en esta vida, para otros no lo sé. Aconsejo a quien pretenda desanimarme que no se canse, soy responsable de lo que hago y no de lo que se diga", abundó.

Enfatizó que en el PP no se pagan cantidades que no hayan sido registradas en la contabilidad del partido o que resulten físicamente opacas, y que todas las retribuciones han estado ajustadas a la legalidad.

"Cualquier deducción de irregularidad con esos papeles apócrifos no responde a la verdad, es totalmente falsa", puntualizó.

Rajoy afirmó que sobre los 22 millones de euros (más de 26 millones de dólares) que le encontraron a su ex tesorero Bárcenas en un banco suizo, "no tiene nada que ver con el Partido Popular", al que consideró que se le atribuyó eso "intencionadamente".

"El PP no tiene ni ha tenido cuentas en un país extranjero, y nunca ha dado órdenes de abrir cuentas en un país extranjero, no tenemos por tanto nada que ver", aseguró.

Agregó que "no tengo la menor duda que lo confirmará así la justicia, y que los tribunales y agencia tributaria harán que se cumpla la ley".

Respecto a informaciones de pago de sobresueldos a dirigentes del PP, cuestionó que en la prensa se haga referencia a ellas como presunción: "ahora las infamias se disfrazan de presuntas", a la vez que las calificó de "fariseísmos descarados".

Sin embargo, Rajoy dijo creer en la justicia de un país en el que sea necesario tener pruebas para que los tribunales hagan su labor, y para que "la sombra de un indicio no pueda servir para que se pierda la presunción de inocencia".

Advirtió que "si alguien piensa que a este partido se le amedrenta con técnicas de agitación, se equivoca".

Por lo que el PP "se va a defender" y no se va a quedar "con los brazos cruzados ante ataques que sólo pretenden desacreditar cuando se quiere crear una situación de zozobra e inestabilidad", dijo.

"Lamento el daño que se hace al PP, que desean para mi, contra el gobierno y que de hecho causan a España. No podrán impedir que se conozca la verdad ni torcer nuestro compromiso", aseveró.

Rajoy también lamentó el comportamiento del jefe de la oposición, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, por darle crédito a esas versiones de prensa "sin calibrar el efecto para el país".

NOTIMEX