Manuel Juan Somoza 
30 de julio de 2013 / 10:14 p.m.

 

La Habana • El jefe guerrillero Ricardo Téllez dijo hoy en La Habana que en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) “no tenemos ningún interés en dilatar” la liberación del marine estadunidense Kevin Scott, preso por esa organización, pero se le entregará, puntualizó, “a una comisión de altas personalidades”, en las que figure la ex senadora Piedad Córdoba.

“El ejecutivo debe definir” cuándo podrá entrar en acción ese grupo, agregó Téllez, en contraposición al criterio del presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien afirmó que la entrega de Scott sería facilitada por la Cruz Roja Internacional, sin la presencia de Córdoba o cualquier otra personalidad política.

Téllez hizo la declaración antes de ponerse hoy en marcha otra jornada de negociaciones de paz en la capital cubana, entre las FARC y el gobierno de Colombia. Los insurgentes anunciaron el 20 de julio que tenían en su poder al soldados estadunidense y estaban dispuestos a liberarlo.

Piedad Córdoba, una reconocida opositora al gobierno colombiano, ha participado en la mayor parte de las liberaciones de rehenes hechas por las FARC.

Téllez insistió además en “la necesidad” de que el gobierno y las guerrillas pacten un alto al fuego mientras transcurren las pláticas en La Habana, eventualidad rechazada por el delegado oficial Humberto de la Calle, quien dijo anteriormente que eso solo sería posible después de lograr un acuerdo general de paz.

La actual ronda de conversaciones se reinició el domingo pasado, concentrada en el segundo punto de los seis que contiene la agenda aprobada entre las partes, referido a la participación política de las FARC después de que entreguen sus armas.

Las guerrillas han abogado por “garantías de seguridad individual y colectiva para los partidos y movimientos políticos y sociales declarados formalmente en oposición” en Colombia. “Este no es un proceso de conversaciones para que las FARC hagan política, sino uno para pactar el fin del conflicto”, dijo por su parte el representante del gobierno.