14 de junio de 2013 / 02:21 p.m.

El gobierno estadunidense decidió abrir una investigación penal con el objetivo de detener a Edward Snowden, el joven que reveló la forma como operan los programas de vigilancia secretos de la administración Obama.

En una audiencia ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el director del FBI, Robert Mueller, aseguró a los legisladores que Snowden está bajo investigación penal y defendió que los programas de espionaje son ejecutados bajo amparo constitucional.

""En cuanto a la persona que admitió hacer estas revelaciones, es objeto de una investigación penal en curso. Estas revelaciones han causado un daño significativo a nuestra nación y a nuestra seguridad. Estamos tomando todas las medidas necesarias para detener a la persona responsable de estas revelaciones", anunció Mueller al referirse a Snowden sin nombrarlo.

El director de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) insistió que los programas de vigilancia ejecutados por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) y su propia oficina están protegidos por las leyes estadunidenses.

Por su parte, el director de la NSA, general Keith Alexander, informó que pretende desclasificar y hacer públicos algunos detalles de los programas de vigilancia de su agencia.

"“Nos hemos comprometido a ser tan transparentes como sea posible en este caso, y queremos hacer eso. Queremos proporcionar al pueblo estadunidense la información. Creo que es importante que tengan esa información, pero no queremos poner en peligro vidas estadunidenses al hacerlo"”, explicó Alexander tras una reunión con el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Mientras, el gobierno chino optó ayer por guardar silencio sobre Snowden. "“No tenemos información relevante. Desgraciadamente, no podemos facilitar información al respecto"”, declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores, Hua Chunying.

China está “en contra de todas las formas de ataques cibernéticos”, aseguró Hua, y añadió que su país es “"una de las principales víctimas”" de ataques cibernéticos y propugna un diálogo con otros países para garantizar la seguridad en internet.

Las revelaciones de Snowden, quien asegura también que Estados Unidos espía desde hace años a China, añaden nueva presión a la compleja relación bilateral.

Snowden, queien afirmó que seguirá en Hong Kong intentado hacer frente a cualquier intento de extradición a EU, fue despedido el martes de Booz Allen Hamilton, la empresa donde trabajaba como técnico de redes y que cuenta con importantes contratos con la NSA.

Por el momento, EU no ha solicitado la extradición de Snowden, a quien 19 grupos de derechos humanos con base en Hong Kong mostrarán su apoyo mañana en una manifestación. En el acto prevén pedir su protección, así como defender la libertad de expresión y oponerse a su extradición.

Hua dijo que no tiene ningún indicio de si el Partido Comunista que gobierna China intentará intervenir en cualquier proceso legal que afecte a Snowden en los tribunales de Hong Kong.

Las cortes de la ex colonia británica gozan de amplia independencia bajo lo que se conoce como Ley Básica, una “mini-Constitución” que se introdujo en 1997, cuando China recuperó la soberanía del territorio, ubicado en el sur del país. Los tribunales en tierra firme normalmente siguen las indicaciones del departamento de asuntos legales del Partido Comunista, pero no en Hong Kong.

En EU, más de 100 mil internautas dieron su firma en dos días a la campaña para la “Stop Watching Us” (“Dejen de vigilarnos”), que pide a la administración Obama dejar de controlar internet.

La campaña fue lanzada por Mozilla, desarrolladora del buscador Firefox, y otras 80 empresas y asociaciones defensoras de los derechos cívicos.

Claves

Sin safari en Tanzania

- La Casa Blanca desistió de incluir un safari durante la visita que harán a Tanzania el presidente de EU, Barack Obama, y su esposa, Michelle, en su gira por África a fin de mes, indicó el diarioThe Washington Post.

- El diario dijo basarse en un documento confidencial del Servicio Secreto. Su contenido fue revelado por “una persona preocupada por el monto de los gastos de ese viaje”, señaló la publicación.

- El Washington Post indica que la gira de Obama por África “podría costar al Estado federal entre 60 y 100 millones de dólares”, un cálculo hecho sobre la base de los últimos viajes del presidente.

Agencias