EFE
5 de julio de 2013 / 07:22 p.m.

París • La Federación Internacional de Derechos Humanos pidió hoy a los países implicados que acepten la solicitud de asilo del ex analista de la CIA Edward Snowden y condenó el "enfoque agresivo" de Estados Unidos respecto a quienes filtran información.

Esa dureza, según indicó en un comunicado, supone "una severa amenaza" hacia los derechos de Snowden, acusado de espionaje por Washington por filtrar a dos diarios la vigilancia realizada por la Agencia Nacional de Seguridad de EU a registros telefónicos y datos de Internet de millones de ciudadanos para espiar contactos de sospechosos de terrorismo.

"Su desobediencia civil ha proporcionado información esencial para garantizar transparencia, respeto para los principios democráticos y protección para el derecho de los estadunidenses y de todos los ciudadanos a no ser objeto de interferencia ilegal", señaló la organización.

La FIDS recordó que, en diversas ocasiones, Estados Unidos ha reconocido la importancia de quienes han difundido las prácticas ilícitas o amorales de un Gobierno, y bajo esa premisa ha otorgado asilo a personas de China y de otros países.

Sin embargo, según esa organización, Washington aplica "una severa persecución" cuando esas filtraciones proceden de alguien de su propio país, con un tratamiento que pone en cuestión el derecho a un juicio justo.

La FIDH criticó además el doble rasero de los países europeos respecto al uso de su espacio aéreo, autorizado "una y otra vez" para vuelos de la CIA, pero recientemente cerrado para el presidente de Bolivia, Evo Morales, por sospechas de que el ex analista iba en la aeronave.

Por todo ello, ese ente solicitó "principalmente a los miembros de la UE y a América Latina" que reconozcan que Snowden puede ver minados sus derechos y que en consecuencia le concedan el asilo, y pidió a EU que garantice los derechos de los filtradores a lo largo de la investigación a la que sean sometidos.