EVA GÁNDARA | @EVAGANDARA
5 de septiembre de 2016 / 11:14 p.m.

MONTERREY.- Pocos pero efusivos fanáticos disfrutaron este lunes a Garbage en la Ciudad.

La banda liderada por Shirley Manson se presentó en la Arena Monterrey como parte de su gira Strange Little Birds, título de su más reciente producción.

Duke Erikson, bajista, Steve Marker con la guitarra, Butch Vig en la batería y Shirley Manson acabaron con la desesperación de sus fieles seguidores cuando al filo de las 22:05 horas salieron al escenario y recetaron como primer tema de la noche "Subhuman", al que le continuaron otros como "I Think I'm Parainod" y su exitoso "Stupid Girl".

La cantante escocesa de 50 años, quien intentaba charlar en español con el público, hizo una pausa en su show y al igual que una noche antes en su concierto en Guadalajara, pidió disculpas por las declaraciones que ha dicho Donald Trump en contra de los inmigrantes mexicanos.

"Yo no soy política para nada, pero quiero disculparme por las atrocidades que ha dicho Donald Trump en su contienda a la presidencia de los Estados Unidos. No lo veo como un político sino como una persona de odio. Quiero disculparme y que el pueblo mexicano sepa que hay muchos americanos que aman la música, la cultura y la comida de México. Como banda americana lo lamentamos", afirmó Manson, quien le dedicó el tema "The Trick is to Keep Breahting" al candidato.

En un escenario sobrio donde hubo un juego de luces y una manta con el nombre del cuarteto al fondo, la cantante sobresalió por su vestido amarillo fosforescente y su cabellera rosa.

Canciones como "Sex in not the Enemy" y "Special" continuaron en el repertorio de Garbage, quienes durante la mayor parte de su espectáculo mantuvieron de pie al público, quienes los ovacionaban con efusivos gritos y prolongados aplausos.

La cantante mexicana Renee Mooi fue la encargada de abrir el concierto de la banda escocesa/americana.