MULTIMEDIOS DIGITAL
16 de febrero de 2016 / 04:40 p.m.

México.- Aunque pareciera que Paul McCartney es todo influencia y todo lo puede, un video evidenció que no es así, pues al ex Beatle le fue negada la entrada a una fiesta privada posterior a la 58 entrega de Premios Grammy.

A la reunión, que fue organizada por el rapero Tyga, el cantante decidió acudir acompañado de Beck y Taylor Hawkins, baterista de Foo Fighters, sin embargo, al llegar a la puerta los elementos de seguridad le negaron la entrada. 

“Qué tan famosos tenemos que ser? Necesitamos otro éxito”, responde el músico luego de recibir el ‘no’.

Luego de un segundo intento, McCartney se retiró del lugar, pero ahí no terminó su noche, pues él se dirigió a otra fiesta organizada por la disquera Republic Records.

Fue en dicha reunión donde convivió que estrellas como Taylor Swift, The Weeknd y Tony Bennett.

Tiempo después se le cuestionó a Tyga sobre lo sucedido, a lo que el rapero respondió que si lo hubiese visto se hubiera asegurado de que entrara al festejo, sin embargo, no se mostró preocupado al respecto.