15 de noviembre de 2013 / 10:46 p.m.

Hong Kong.- En medio de la confusión sobre el número de muertos que dejó el súper tifón Haiyan en Filipinas, aquel gobierno anunció que desde hoy las cifras relacionadas con el desastre sólo provendrán de "una sola voz".

A3, 621disminuyó el gobierno filipino los muertos por el paso del tifón

El presidente del Consejo Nacional del Manejo y Reducción del Riesgo de Desastres (NDRRMC), Eduardo del Rosario, señaló que su organismo será la única entidad oficial en manejar la cifra de muertos por la tragedia.

A partir de las 15:00 horas locales, Del Rosario dijo que el número de muertos por el paso de Yolanda, como se le conoce en Filipinas, se elevó a tres mil 621, mientras que el número de heridos es 12 mil 165 y el de desaparecidos es mil 140.

Del Rosario precisó la estimación del recuento de víctimas luego que un informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, señaló que los fallecidos eran cuatro mil 460, mientras que 11.8 millones eran damnificados.

El funcionario explicó que desde se inició la evaluación de los daños causados se tomaron los datos de los diferentes organismos del gobierno nacional en las zonas afectadas.

"Pero ahora hemos aprendido nuestras lecciones, los datos de los jefes ejecutivos locales eran revalidadas por eso nuestras cifras fluían de forma muy lenta. Durante dos días, hubo un estancamiento en nuestras cuentas ", reconoció.

Del Rosario agregó que en caso de que el número de muertos se eleve de nuevo, "tal vez sea muy leve". "No me gusta ser malinterpretado, pero yo sólo espero que el número de las víctimas no aumente".

Unos dicen una cosa y otros otra

Sin embargo, una nota informativa publicada en el Ayuntamiento de Tacloban informaba a primera hora de este viernes, que la cifra había ascendido hasta los cuatro mil muertos, superando de manera oficial, y por un amplio margen, los datos ofrecidos por el gobierno.

Este cambio supondría un aumento de alrededor de dos mil fallecidos en apenas unas horas, desde la última confirmación oficial. El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, había predicho que la pérdida de vidas rondaría los dos mil o dos mil 500.

Notimex