NOTIMEX
7 de agosto de 2015 / 01:22 p.m.

Nueva York.- La noche del jueves fue transmitido el último programa de televisión del Jon Stewart, un influyente comediante que analizaba las noticias con mordacidad e ironía, y que para muchos estadunidenses era el periodista más confiable del país.

Con una dinámica inspirada en los programas de noticias, Stewart creó en “The Daily Show” un formato híbrido entre el comentario editorial y la comedia para exhibir las a menudo absurdas posiciones de la derecha estadunidense, así como la cobertura que reciben en medios de información.

Sus agudas críticas progresistas y liberales sobre el discurso público en Estados Unidos hizo que para muchos estadunidenses Stewart fuera el comentarista de televisión más confiable de Estados Unidos, pese a su insistencia de que él no era periodista, reveló la revista Time.

Tras 16 años de ser transmitido, el programa final del jueves terminó con un conmovedor discurso en que Stewart, de 52 años, llamó a su audiencia a estar eternamente vigilante de las tonterías y las falsedades expresadas por figuras públicas a fin de denunciarlas.

La mejor defensa contra la mendacidad es la vigilancia. Si huelen algo, digan algo”, urgió Stewart a su audiencia, tras decir que “las tonterías institucionalizadas, usadas para obscurecer y distraer” se habían apoderado de buena parte del discurso público en Estados Unidos.

En su despedida, desfilaron algunos de los comediantes ahora célebres que comenzaron con Stewart: Stephen Colbert, que remplaza en octubre al legendario David Letterman en su programa nocturno; así como John Oliver, Larry Willmore y Steve Carrell.

Asimismo, varias de las figuras que acudieron al programa para ser entrevistadas grabaron en video un mensaje de despedida: la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton; el actual secretario de Estado, John Kerry; el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie; y el senador John McCain.

Stewart no ha indicado lo que planea hacer tras su temporada al frente de su programa televisivo, aunque ya desde hace un par de años dio su primer paso como director de cine, al dirigir la cinta “Rosewater”, sobre un periodista iraní, interpretado por el actor mexicano Gael García.

“Nada termina. Es sólo una continuación, una pausa en la conversación. Así que en vez de decir adiós o buenas noches, diré que voy a ir por un trago. Y estoy seguro de que los volveré a ver antes de irme”, afirmó Stewart al final de la emisión.