17 de julio de 2013 / 03:54 p.m.

 

La Fiscalía italiana rechazó hoy la petición del abogado del capitán Francesco Schettino, acusado de ser el principal responsable del naufragio del crucero "Costa Concordia" en el que murieron 32 personas frente a la isla del Giglio en 2012, de pactar la condena a tres años y cinco meses de cárcel.

En esta primera audiencia del juicio que se celebra en Grosseto, el letrado Domenico Pepe presentó esta petición al presidente del tribunal, Giovanni Puliatti, quien podrá decidir sobre la misma en las próximas audiencias.

Sin embargo, el fiscal Francesco Verusio rechazó esta propuesta de pena, como ya había hecho la Fiscalía en la audiencia preliminar.

El capitán Schettino, que acudió hoy a Grosseto, se enfrenta solo a este juicio, en el que está acusado, entre otros delitos, de homicidio culposo múltiple, abandono de la nave, naufragio y de no haber informado inmediatamente a las autoridades portuarias de la colisión contra el escollo que provocó el naufragio el 13 de enero de 2012.

La defensa considera una injusticia que los otros cinco imputados por el naufragio hayan conseguido un juicio breve en el que se decidirá sobre las penas pactadas, de entre uno y tres años de reclusión.

Los abogados del capitán han puesto como ejemplo el caso del jefe de la unidad de crisis de la compañía naviera Costa Cruceros en tierra, Roberto Ferrarini, para quien se ha pedido una pena de dos años y diez meses.

La sorpresa en este inicio de la vista fue la presencia de la bailarina y ex tripulante del "Costa Concordia", la moldava Domnica Cemortan, la mujer que, según algunos testigos, acompañaba a Schettino en la sala de mandos en el momento del impacto contra el escollo.

Cemortan explicó al canal de noticias vía satélite "Sky TG24" que se presentará como parte civil y consideró que era "extraño ver cómo sólo había una persona en el banquillo" cuando la compañía naviera Costa Cruceros también era responsable.

""Espero que salga la verdad en este juicio y que los verdaderos culpables paguen por este accidente"", explicó.

En esta primera audiencia, el tribunal de Grosseto pasó lista de las 242 partes civiles, entre pasajeros, grupos ambientalistas, entes locales y el Ministerio de Medioambiente italiano, y también el grupo Costa Cruceros, al que pertenecía el crucero.

En los primeros momentos del juicio, los representantes tanto de la Fiscalía como de algunas partes civiles presentaron al tribunal sus objeciones a que Costa Cruceros pudiera presentarse como parte afectada.Sin embargo, los jueces decidieron admitir como parte civil a Costa Cruceros, así como también al Ministerio de Medioambiente italiano y al grupo ecologista WWF, que habían sido rechazados como parte civil en la audiencia preliminar.

El proceso de prevé largo y según el fiscal podría concluir en los primeros meses del año que viene.

La Fiscalía ha citado a declarar a 338 testigos, mientras que el abogado de Schettino a otros 96 y las partes demandantes a 575.

En la noche del 13 de enero de 2012, el crucero "Costa Concordia" encalló a pocos metros de la isla del Giglio tras haber chocado contra un escollo durante una maniobra realizada por el capitán para acercase a la costa.

Desde el impacto y hasta que se produjo la evacuación de los 4.229 pasajeros y miembros de la tripulación pasaron varias horas sin que se diese la orden de abandonar el barco.

El crucero se inclinó poco a poco y quedó casi en posición horizontal, encallado ante la costa de la isla, dónde aún se encuentra.

Murieron 32 personas, entre ellas un español y dos peruanos, y dos cuerpos aún no han sido encontrados.

EFE