EFE
28 de julio de 2013 / 01:54 a.m.

Caracas • La titular de la Fiscalía General de Venezuela, Luisa Ortega, anunció hoy que pidió a la justicia penal prohibir la enajenación de bienes y ordenar la congelación de cuentas del editor-presidente del diario caraqueño El Nacional, Miguel Henrique Otero.

"A solicitud del MP (Ministerio Público) se dictó prohibición de enajenar, grabar (bienes) y congelación de cuentas de Miguel Henrique Otero y privativa de libertad a (el exalcalde de Caracas Alfredo) Peña", escribió Ortega en la red social Twitter, donde luego aclaró que se trata de peticiones aún sin respuesta judicial.

Posteriormente, la funcionaria explicó a los periodistas que la medida está relacionada a una demanda entablada por Peña contra Otero por una supuesta deuda por el equivalente a unos 3.5 millones de dólares.

La Fiscalía considera que "en esa transacción pudiera haber algún delito debido al cargo que ostentaba Peña al momento de hacerle el préstamo al director del citado diario", dijo Ortega y reveló que el asunto se remonta a inicios de la década pasada, cuando Peña era el alcalde metropolitano de Caracas.

"Todas aquellas (cuentas de) empresas donde (Miguel Henrique Otero) sea propietario, accionista, están también (en la petición para ser) congeladas", añadió la funcionaria. El titular del diario caraqueño reaccionó asimismo a través de Twitter, donde escribió: "No pienso cambiar mi rutina ante los atropellos del régimen!!!".

"Necesitamos, en el sentido de la propia responsabilidad y de la responsabilidad común, más democracia, no menos", añadió.

Miguel Henrique Otero destaca entre los dueños de medios que con persistencia denunciaron al gobierno de Hugo Chávez por "amenazas" y "campañas contra medios de comunicación independientes" con el propósito de "silenciar" a la prensa, también a través de su "estrangulamiento financiero", como dijo a Efe el 22 de noviembre de 2010.

Peña, a su vez, fue seguidor y luego un acérrimo detractor de Chávez y, según fuentes periodísticas venezolanas, se encuentra fuera de Venezuela desde poco después del golpe de Estado que en abril de 2002 logró derrocar brevemente al entonces gobernante, fallecido en marzo pasado.