REDACCIÓN
21 de julio de 2013 / 03:42 p.m.

México • Tras seis meses fuera de las rejas, Florence Cassez se casó, en una ceremonia religiosa y civil, este sábado en la comunidad francesa de Dunkerque, con Fausto, un franco-mexicano que conoció durante su reclusión en México.

Después de celebrar su unión civil en el consejo distrital de Malo, en la ciudad de Dunquerque, el matrimonio se dirigió junto con sus cien invitados a la céntrica iglesia de San Martín para el matrimonio religioso.

"México no es el tipo de cosas malas que le sucedieron en Florence", dijo el novio, según el sitio La voix du nord.