ap
21 de agosto de 2016 / 01:06 p.m.

NUEVA YORK.- El remake de gran presupuesto de Ben-Hur fue aplastado en la taquilla por una tropa de éxitos anteriores y estrenos, la víctima más reciente de un verano difícil para Hollywood.

La película de Paramount Pictures, con un presupuesto de 100 millones de dólares, recaudó 11.4 millones la semana de su estreno, lo que la vuelve uno de los fracasos más lamentables de la temporada, aunque las expectativas nunca fueron muy altas.

En cambio, Escuadrón Suicida, de Warner Bros., tan maltratada por la crítica, se mantuvo al tope por tercera semana consecutiva con 20.7 millones de dólares y un total de 262.3 millones.

La comedia animada de Seth Rogen Sausage Party siguió recaudando bien para Sony Pictures. En su segundo fin de semana embolsó 15.3 millones de dólares.