DPA
18 de mayo de 2013 / 09:26 p.m.

Lima • El encarcelado ex presidente peruano Alberto Fujimori padece de "gastroduodenitis erosiva y lesiones agudas de la mucosa gástrica con puntos sangrantes", según exámenes que se le practicaron hoy en una clínica limeña en que está internado desde el viernes.

El anuncio fue hecho por la hija mayor del paciente, la ex candidata presidencial Keiko Fujimori, que anticipó que su padre tendrá que seguir un tiempo más bajo observación en la clínica privada peruano-japonesa Centenario.

"Él ya había tenido cuadros de gastritis. Esto se debe también a los momentos de estrés y depresión que está pasando. Ya son muchos años que está privado de su libertad. En las últimas semanas sus males se han agudizado y por ello los dolores que ha sentido", afirmó la líder del partido derechista Fuerza Popular.

"Esperamos que los análisis permitan determinar si es que esta enfermedad (la gastritis) es la que le provoca la pérdida de peso", añadió Fujimori, que afirma que su padre luce demacrado y flaco.

El ex presidente, de 74 años y quien desde 2007 paga en un cuartel de la Policía una condena de 25 años de cárcel como autor mediato de 25 asesinatos, fue hospitalizado en momentos en que desde su sector político arrecian las presiones para que sea indultado por el presidente Ollanta Humala por "razones humanitarias".

Keiko Fujimori y el médico de cabecera del reo, el parlamentario Alejandro Aguinaga, habían dicho al anunciar el internamiento que se practicarían análisis para detectar la razón de los dolores estomacales, incluidos algunos para descartar cáncer.

Según informes médicos, Fujimori, que gobernó de 1990 a 2000, sufre de lesiones recurrentes en la boca que pueden degenerar en cáncer, de depresión aguda y de hipertensión arterial. Para Keiko, la falta de definición en torno al indulto coadyuga a dañar la salud.

El pedido de indulto es revisado por la Comisión de Gracias Presidenciales, dependiente del Ministerio de Justicia, que le dará a Humala una opinión no vinculante. El jefe de Estado ha dicho que el otorgamiento del beneficio dependerá de las condiciones de salud.