AP
23 de noviembre de 2016 / 11:42 a.m.

LOS ÁNGELES.- La campeona olímpica Laurie Hernández puede sumar una corona de Dancing with the Stars a sus victorias de 2016 tras haber ganado la temporada 23 de la competencia de baile.

La gimnasta de 16 años de ascendencia puertorriqueña se llevó a casa el trofeo Mirrorball al concluir la final de dos episodios el martes por la noche. Hernández y su compañero de baile Val Chmerkovskiy recibieron un puntaje perfecto para uno de sus números durante la final y 38 puntos de 40 para otro.

Superaron al piloto de carreras canadiense James Hinchcliffe y su compañera Sharna Burgess, quienes quedaron de segundos. En tercer lugar quedó el astro de la NFL Calvin Johnson y su compañera Lindsay Arnold.

Hernández dijo al anfitrión Tom Bergeron que el trofeo era otro paso en su meta de inspirar a otros.