MULTIMEDIOS DIGITAL
17 de marzo de 2017 / 05:15 p.m.

ESPECIAL.- Tras dos años de batalla legal, Katy Perry ha logrado adquirir un convento para convertirlo en su residencia.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, Stephanie Bowick, juez de la corte superior de Los Ángeles, la cantante ha gando la demanda que mantenía con Rita Callahan y Catherine Rose Holzman, representantes de la Congregación Misioneras Corazón de María.

Pese a que ella había demostrado tener la capacidad de pago para adquirirlo, Callahan y Holzman, se oponían a la venta de la propiedad, ubicada en Los Feliz, California.

Se dice que las monjas siguen inconformes con la venta a Perry, a quien también acusaron de hechicería tras haber participado en el tour de "Las Brujas de Salem" en Massachusetts.