22 de mayo de 2013 / 01:59 p.m.

Los Ángeles • La alcaldía de Los Ángeles se decide hoy y tanto Eric Garcetti, de raíces hispanas, como Wendy Greuel, que aspira a convertirse en la primera alcaldesa de la ciudad, acudieron a primera hora a las urnas y animaron a la población a depositar su papeleta para evitar unos mínimos históricos en cuanto a participación.

Garcetti votó junto a su esposa, Amy, en la escuela Allesandro, situada en Silver Lake, mientras que Greuel, acompañada por su hijo Thomas, depositó su papeleta en una iglesia de Studio City.

Los colegios electorales abrieron sus puertas a las 7:00 (hora local, 14:00 hora GMT) y las cerrarán a las 20:00 (hora local, 03:00 hora GMT del miércoles). Los primeros resultados oficiales se esperan para entrada la noche en Los Ángeles, aunque si los márgenes son estrechos el dictamen final podría llegar días o semanas después.

"Hasta las 07:59 de la tarde voy a hacer llamadas, visitar lugares, pasarme por paradas de autobús, hablar con la gente y decirles que tienen que ir a votar, que aún no es demasiado tarde", dijo el edil a la prensa local. "Esto se podría decidir por un par de votos", añadió.

Garcetti admitió que parte de la población ha prestado atención a las elecciones sólo ahora, en los momentos previos al día decisivo, y que por eso cree importante hacer un esfuerzo final por convencer a los indecisos.

Por su parte Greuel explicó que su familia llevaba despierta desde las 04:30 hora local (11:30 hora GMT), momento en el que su esposo e hijo comenzaron a recorrer el barrio colocando pegatinas en las puertas para animar a la gente a votar, mientras ella se dirigía al primer acto de la jornada, en el barrio de Boyle Heights.

"Mi abuelo luchó en guerras para asegurarse de que todos nosotros tendríamos el derecho a votar", afirmó Greuel, según recoge el diario Los Angeles Times. "Espero que la gente acuda a las urnas y se entusiasme con el futuro de la ciudad", agregó.

La campaña de Garcetti sigue hoy su curso con paradas en West Los Angeles, Van Nuys y Echo Park. Al final de la jornada se esperará los resultados oficiales con un evento organizado en el Hollywood Palladium. Greuel visitará las zonas de MacArthur Park, Boyle Heights y Northridge antes de concluir el día en el local Exchange, en el centro de Los Ángeles.

Garcetti parte con una ventaja de 7 puntos, según la última encuesta publicada antes del proceso electoral, elaborada por el periódico Los Angeles Times junto a la Universidad del Sur de California (USC).

El edil, que pretende continuar el legado hispano que dejará el actual regidor de la ciudad, Antonio Villaraigosa, se llevaría el 48 por ciento de los votos. Greuel se haría con el 41 por ciento de los votos, aunque el estudio reveló que un 11 por ciento de los votantes aún no ha decidido por quién se decantará.

De los casi 4 millones de habitantes de Los Ángeles (1.85 millones son latinos), poco más de la mitad están registrados para votar. Se espera un índice de participación en torno al 26 por ciento.

En la primera vuelta electoral, celebrada el 5 de marzo y donde ocho candidatos compitieron por la alcaldía, Garcetti y Greuel obtuvieron 33.1 y 29% de los votos, respectivamente.

"Estoy haciendo campaña como si estuviera 20 puntos por detrás", dijo Garcetti, de abuelo paterno mexicano, durante una visita el lunes al distrito playero de Pacific Palisades al oeste de Los Ángeles, según reportó el LA Times.

De su lado Greuel dijo durante su campaña en el barrio chino de Los Ángeles (California, oeste): "Soy la candidata más calificada y seré la primera alcaldesa mujer". "Como alcaldesa me subiré las mangas y me concentraré en asuntos básicos para garantizar una mejor calidad de vida", agregó, según reportó el diario.

Los angelinos elegirán también a un nuevo contralor de la ciudad, un fiscal y cuatro concejales, en la consulta donde 11% de los 500 encuestados desconoce a quién votará como alcalde. Sólo 16% de los electores habilitados participaron en la primera vuelta para elegir al jefe de la segunda metrópolis de Estados Unidos.

Greuel, de 51 años, que pasó cinco años trabajando para el gigante cinematográfico DreamWorks, afrontó cuestionamientos sobre el respaldo financiero de los sindicatos.

De su lado Garcetti, de 42 años y cuyos lazos con el mundo del espectáculo le valieron el apoyo del cómico Will Ferrell, tiene un perfil más internacional, después de haber estudiado en la Universidad inglesa de Oxford y la Escuela de Economía de Londres.

Villaraigosa, uno de los políticos de origen latino de perfil más alto en Estados Unidos, que ocupa el cargo desde 2005, no pudo ser reelecto, al llegar al tope legal de dos mandatos consecutivos.

EFE