30 de julio de 2013 / 01:03 p.m.

Australia gasta al año unos 13.779 millones de dólares (10.288 millones de euros) en combatir el crimen organizado, según el informe de la Comisión Australiana contra el Crimen presentado hoy.

El ministro de Interior, Jason Clare, declaró durante la presentación del documento que el crimen organizado es cada día más "generalizado, poderoso y complejo" y, en algunos casos, tiene implicaciones en la seguridad nacional.

Las mafias tienen un beneficio anual de 799.182 millones de dólares (602.519 millones de euros) en todo el mundo, unos ingresos que de tratarse de un país "estaría dentro del G20", señaló Clare.

El informe, de carácter bianual, destaca que la globalización ha facilitado las comunicaciones internacionales y el comercio al permitir un aumento en el número de transacciones y la venta de drogas por internet, así como el incremento del fraude generalizado por parte de las mafias organizadas.

""El crimen organizado en Australia está ligado de manera inextricable al crimen organizado internacional"" y sus operadores en el país oceánico tienen conexiones en el extranjero para facilitar sus actividades, especialmente en el movimiento de bienes ilícitos, indicó el documento oficial.

El elevado precio de la droga en Australia convierte al país oceánico en un destino atractivo para los negocios de los narcotraficantes, por lo que las mafias intentan sobornar y corromper a los funcionarios públicos para que les faciliten la entrada al mercado negro, apunta la Comisión.

EFE