12 de abril de 2013 / 12:59 p.m.

El expresidente estadunidense George W. Bush (2001-2009) se operó hace unos meses por un problema discal y goza ahora de "buena salud" tras pasar el mes de enero en Florida para recuperarse, según informó hoy la revista National Journal.

Bush, que desde que abandonó la Casa Blanca ha mantenido un perfil bajo, pasó por el quirófano "hace varios meses" sin informar a la prensa para solucionar el dolor en sus lumbares, según indicaron a la revista dos fuentes cercanas a su familia.

Por instrucción de sus médicos, Bush y su esposa Laura pasaron el mes de enero en Florida paradescansar, y el exmandatario estadunidense, de 66 años, aprovechó para jugar al golf pese a que sus doctores le habían recomendado no hacerlo hasta estar recuperado del todo.

Su recuperación coincidió con un momento crítico para su padre, el también expresidente George H. Bush (1989-1993), que estuvo ingresado durante casi dos meses en un hospital de Houston (Texas) por complicaciones de una bronquitis y fue dado de alta el 14 de enero.

EFE