12 de febrero de 2013 / 01:58 p.m.

 El Gobierno chino, aliado del régimen norcoreano, aseguró hoy que se opone "firmemente" a la prueba nuclear efectuada por Pyongyang y urgió al país a no emprender más acciones que "empeoren la situación".

Así lo aseguró el Ministerio de Asuntos Exteriores chino en un comunicado en el que subrayó que Pekín apuesta por la ""desnuclearización de la península, la prevención de la proliferación nuclear y el mantenimiento de la paz y la estabilidad en el noreste de Asia"".

La postura de China, el único país junto a EU al que Corea del Nortenotificó sus planes con antelación, se considera crucial en el conflicto coreano, ya que se sospecha que el gigante, el único "aliado" potente del régimen de Kim Jong-un, empieza a perder la paciencia con el país vecino.

Aunque ha manifestado oposición al test nuclear -el tercero que lleva a cabo Corea del Norte-, Pekín se ciñó a su postura tradicional con respecto a los planes nucleares de Pyongyang, a quien urgió "fuertemente a honrar su compromiso de desnuclearización".

""Mantener la paz y la estabilidad de la península y el noreste de Asia va en la línea de los intereses comunes de todas las partes implicadas"", rezó el texto.

Tras instar a ""los actores involucrados a responder con calma y solucionar el conflicto a través del diálogo"", Pekín volvió a abogar hoy por retomar las conversaciones a seis bandas, en las que participaban las dos Coreas, EU, China, Japón y Rusia, pese a que Pyongyang -que las paralizó en 2008- se niega a retomarlas.

La prueba nuclear de Corea del Norte, confirmada por el propio régimen, es en respuesta a las sanciones que el Consejo de Seguridad de la ONU le impuso recientemente por el controvertido lanzamiento de un cohete de largo alcance en diciembre.

La resolución, propuesta por Estados Unidos y respaldada por China (miembro permanente del Consejo de Seguridad), condenó enérgicamente a Corea del Norte por lo que se calificó de prueba de "tecnología de misiles balísticos".

China también aprobó las sanciones impuestas por la ONU contra Pyongyang por sus ensayos nucleares en 2006 y 2009, aunque mantiene el envío de alimentos y la cooperación energética con la República Popular Democrática de Corea.

El gigante asiático, el mayor inversor y socio comercial de Pyongyang, suministra la mitad de la comida y la energía que utiliza Corea del Norte -más de 400.000 toneladas anuales de alimentos y 500.000 toneladas de petróleo-, según el periódico surcoreano Chosun Ilbo.

Prueba norcoreana es una provocación: EU

Se lleva a cabo la tercer prueba nuclear de Corea del Norte

— EFE