23 de noviembre de 2013 / 01:18 a.m.

Bogotá.- Los indígenas de Colombia se verán beneficiados de un eventual acuerdo entre el Gobierno y las FARC, dijo hoy el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, quien,  además agregó que los derechos de los aborígenes no es un tema de los diálogos en La Habana. Jaramillo, que se reunió en Bogotá con organizaciones que representan a los indígenas del país, señaló que en el Gobierno han "pensado siempre en el beneficio que estos acuerdos le pueden traer a las comunidades indígenas". Agregó, sin embargo, que el Gobierno ha sido muy cuidadoso y respetuoso porque "La Habana no es el lugar donde se discuten los derechos de las comunidades indígenas". Las conversaciones que buscan acabar el conflicto interno que dura medio siglo se celebran desde el 19 de noviembre de 2012 en el Palacio de Convenciones de la capital cubana por dos equipos de negociadores plenipotenciarios. Hasta el momento, las conversaciones dejan un primer acuerdo sobre desarrollo rural integral, que incluye la cuestión de la tierra, una de las reivindicaciones históricas de las FARC. También se acordó otro punto sobre la participación política, que supone un primer paso para que esa guerrilla cambie las armas por los votos. En su charla con líderes de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), Jaramillo remarcó que si bien se pusieron esta regla de "no discutir con las FARC los derechos de los indígenas", lo acordado sí los tiene que beneficiar como ocurre con todas las comunidades rurales en particular. Opinó que con el acuerdo de participación política se abren más espacios que pueden "ser de interés de las comunidades indígenas". El siguiente ciclo de diálogos entre el Gobierno y las FARC en la capital cubana comenzará el 28 de este mes con las discusiones sobre drogas ilícitas.

EFE