10 de mayo de 2013 / 09:30 p.m.

 Washington DC -Baltimore • El Departamento de Estado ordenó eliminar las referencias al terrorismo de un documento elaborado por la CIA con los puntos relevantes sobre el ataque al consulado de EU en Bengasi (Libia) del 11 de septiembre de 2012, según reveló hoy la cadena ABC.

Ese documento fue el que usó la embajadora de EU ante la ONU, Susan Rice, en varios programas de televisión en los que atribuyó a protestas espontáneas por un vídeo antimusulmán el ataque, en el que murieron el embajador estadunidense en Libia, Chris Stevens, y otros tres ciudadanos.

Según la información de ABC, que revisó varios correos electrónicos entre funcionarios de la Casa Blanca, la entonces portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, pidió a la CIA que retirara del documento las referencias al grupo terrorista Ansar al Sharia, afiliado a Al Qaeda. Nuland pidió, además, que se eliminarán las alusiones a las amenazas terroristas en Bengasi producidas meses antes del ataque.

Según muestran los correos, Nuland argumentó a los funcionarios de la Casa Blanca que esas referencias "podrían servir a los miembros del Congreso para golpear al Departamento de Estado por no prestar atención a las advertencias".

Las revelaciones de ABC contradicen a lo dicho anteriormente por la Casa Blanca, que siempre ha defendido que el documento que usó la embajadora Rice lo elaboró la CIA y en él solo se introdujeron cambios estilísticos, no de contenido.

Tras el informe de ABC, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, se reunió en privado con varios de los reporteros que cubren habitualmente la información relacionada con Obama para hablar al respecto.

A continuación, Carney ofreció su rueda de prensa diaria y allí reiteró que fue la CIA la encargada de redactar y modificar el documento, y que la preocupación de la Casa Blanca y el Departamento de Estado fue "no especular" sin información concluyente sobre los responsables del ataque.

Ese documento reflejaba "el consenso" de entonces entre la inteligencia sobre que el ataque fue "espontáneo", según el portavoz de Obama. Carney volvió a criticar "los continuos intentos de politizar una tragedia que se cobró cuatro vidas".

Algunos republicanos creen que el Gobierno de Barack Obama mintió sobre quiénes estaban detrás del ataque al consulado por motivos políticos, ya que éste se produjo menos de dos meses antes de las elecciones presidenciales del 6 de noviembre.

El presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, el republicano John Boehner, pidió ayer a Obama que publique los correos electrónicos del Departamento de Estado relacionados con el ataque en Bengasi. Tres testigos del asalto al consulado cuestionaron el pasado miércoles en una audiencia ante el Congreso la actuación del Gobierno de Obama una vez que fue informado del ataque.

 — EFE