29 de enero de 2013 / 09:15 p.m.

Londres • Gran Bretaña reforzó el martes su oferta de ayuda a Francia para combatir a los rebeldes en Mali, y se comprometió a enviar tropas a otros países africanos para contener el ascenso del radicalismo islamista, aunque limitó el tamaño de su dotación por temor a ser arrastrado a un conflicto como el de Afganistán.

El secretario de Defensa, Philip Hammond, dijo al Parlamento que hasta 240 soldados británicos podrían ser desplegados como parte de dos misiones para entrenar a militares africanos, y que al menos 90 ya conforman una fuerza de operaciones logísticas para ayudar a las tropas francesas que luchan en Mali.

"Gran Bretaña tiene un claro interés en la estabilidad de Mali y en asegurar que su territorio no se convierta en un espacio sin gobierno a disposición de Al Qaeda y sus asociados", sostuvo Hammond, quien destacó que la fuerza británica no tendrá un rol de combate.

En otra señal de la preocupación británica sobre la situación en el norte de Africa, el primer ministro David Cameron viajará el miércoles a Argelia, informó su despacho.

Un ataque de militantes islamistas este mes en una planta de gas dejó al menos 38 rehenes muertos, entre ellos hasta seis británicos. Tras el hecho, Cameron dijo que Londres tenía que estrechar sus lazos con ese país para ayudar al estado del Norte de Africa en su "larga batalla contra el terrorismo".

Gran Bretaña retirará unos 9.000 soldados de la larga y costosa misión en Afganistán a fines del próximo año y el público -que sufre por los recortes de gastos para afrontar el gran déficit fiscal del país-, no tiene interés en otra aventura militar.

En contraste a las operaciones en Irak y Afganistán, ahora Londres dice que es mejor que la intervención militar occidental sea limitada y que las fuerzas locales apoyadas por Occidente deben estar a cargo de garantizar la seguridad.

Hammond rechazó la posibilidad de una participación occidental a largo plazo en Mali y dijo que Francia aseguró que la intervención será "corta" y servirá para estabilizar la situación.

Unos 40 soldados británicos irían a Mali, donde estarían bajo el alero de una misión de la Unión Europea, y otros 200 en países angloparlantes de Africa Occidental.

El aumento del apoyo logístico a París podría incluir un transbordador para trasladar a las tropas y equipos franceses a Africa, además de ayuda en procesos de reabastecimiento de combustible.

Gran Bretaña también ofreció establecer "Cuarteles Conjuntos de Logística" en Mali, pero Francia considera que la instalación no es necesaria, dijo el portavoz de Cameron. 

Reuters