EFE
27 de marzo de 2013 / 10:53 p.m.

Roma • El cómico Beppe Grillo, líder del Movimiento 5 Estrellas, cargó hoy contra los partidos tradicionales italianos, a los que responsabilizó de la crisis que atraviesa Italia y calificó a sus líderes de "padres puteros" que han dejado endeudadas a las nuevas generaciones.

Grillo lanzó este nuevo ataque contra la llamada casta política a través de una nueva entrada en su blog, señalando al líder del Partido Demócrata (PD), Pier Luigi Bersani; al del Pueblo de la Libertad (PDL), Silvio Berlusconi, y al primer ministro en funciones, Mario Monti, como esos "padres" que "lloran y joden".

Unos "padres" que, según el cómico genovés, "nos toman el pelo alegremente cada día" con sus llamadas a permitir "la gobernabilidad" del país. Grillo se refirió así a la ronda de contactos mantenidos estos días por los partidos que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones generales de finales de febrero para permitir la formación de un nuevo Gobierno.

Y es que la coalición de centroizquierda que lidera Bersani, ganadora de los comicios, obtuvo la mayoría absoluta solo en la Cámara de los Diputados, mientras que en el Senado quedó con una mayoría relativa que no permite su investidura, por lo que necesita el apoyo de otros partidos.

Algo que se perfila complicado ya que, hasta el momento, ha recibido, sobre todo, negativas públicas y exigencias a cambio en esa ronda de contactos para buscar los apoyos que necesita para formar Gobierno.

Grillo responsabilizó a todos esos partidos tradicionales "del mayor robo en perjuicio de las jóvenes generaciones" y denunció que "han gobernado de forma alternada durante veinte años, preocupándose solo de sus propios intereses".

"Han cortado el Estado del bienestar, destruido la innovación y la investigación", denunció Grillo con tonos muy encendidos en su entrada del blog en la que no ahorró insultos a los políticos.

En especial se refirió al partido de Berlusconi, el conservador partido Pueblo de la Libertad (PDL), del que denunció sus acciones en el Parlamento para facilitar escudos judiciales a il Cavaliere en los diferentes procesos que tiene abiertos, así como las amnistías fiscales promovidas bajo sus gobiernos, entre otros puntos.

Agregó que las nuevas generaciones lograrán "mandar a casa" a esa casta política, pues el tiempo "está de su parte". "Han recibido solo bofetadas, no tienen nada que perder, no tienen un trabajo ni una casa, no tendrán nunca una pensión y ni siquiera pueden imaginar formar una familia. Os lo devolverán todo con intereses", concluyó.

Mientras, el Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi consideró hoy que el líder de centroizquierda, Pier Luigi Bersani, que tiene el encargo de buscar apoyos para intentar formar Gobierno en Italia, se encuentra en "un callejón sin salida".

En un comunicado, el secretario político de la formación, Angelino Alfano, acusa a Bersani, secretario general del Partido Demócrata (PD), que lideró la coalición de centroizquierda en las elecciones generales de finales de febrero, "de no corresponder al comportamiento de corresponsabilidad" ofrecido por el PDL tras los comicios.

Las urnas dejaron una situación complicada para la formación de Gobierno en Italia, ya que mientras en la Cámara de los Diputados el centroizquierda logró la mayoría absoluta, en el Senado tan solo cuenta con una mayoría relativa que no es suficiente para permitir la investidura del nuevo Ejecutivo.

El PDL ha abogado por un Gobierno de unidad nacional que implique a las formaciones con mayor representación parlamentaria tras las elecciones y entre las que ellos se encuentran, pero Bersani ha rechazado esa solución en reiteradas ocasiones.

Ante esta situación, Alfano lamentó que "el tema está cerrado y lo ha cerrado Bersani, que ahora se encuentra en un callejón sin salida en el que se metió él solito". "Ahora le toca a él (a Bersani) dar la vuelta a la situación, si quiere o si puede, en el interés del país", afirmó Alfano.

Está previsto que mañana Bersani se reúna con el presidente de la República, Giorgio Napolitano, para comunicarle los resultados de las consultas que ha mantenido esta semana con partidos políticos y partes sociales para comprobar con qué apoyos cuenta de cara a la formación de Gobierno.

En una comparecencia de prensa, Bersani expresó su esperanza de que las otras fuerzas políticas presentes en el Parlamento apoyen la formación de su Gobierno, a pesar de que, hasta el momento, ha recibido, sobre todo, negativas públicas y exigencias a cambio.

Bersani presentó tras las elecciones, celebradas los pasados días 24 y 25 de febrero, su programa de ocho puntos con reformas y una agenda para la próxima legislatura al que espera que adhieran las diferentes fuerzas parlamentarias.