MULTIMEDIOS DIGITAL | ALBERTO SANTOS 
17 de mayo de 2016 / 10:16 a.m.

Monterrey.- Una carrera que pocos artistas pueden presumir: Emilio Navaira conoció las mieles del éxito, conoció el reconocimiento al por mayor y también supo levantarse de un trágico accidente que por poco le arranca la vida.

Emilio nació un 23 de agosto de 1962 en San Antonio, Texas. Su amor por la música le llegó a temprana edad; su primer acercamiento lo tuvo en la secundaria, pero no fue hasta 1991 cuando estuvo nominado para el Grammy como Mejor Actuación Mexico-americana con el disco “Emilio y Rio Band”.

En 1992 su carrera dio un cambio radical de 180 grados. Con el tema “¿Cómo le haré?”, las puertas en México se le abrieron, y de ahí un sinfín de éxitos como ‘Ella es así’, ‘Lo dice tu mirada, ‘Eclipse’; con ello ganó el apodo que llevó en su carrera: ‘El Rey del Rodeo’.

Uno de sus temas inolvidables es el famoso dueto que realizó con Selena Quintanilla: “Tú robaste mi corazón”, dos íconos del Tex-Mex unieron sus voces en una misma canción... hoy ambos se reencuentran en el cielo. 

El 23 de marzo de 2008, un accidente carretero en Houston lo llevó a terapia intensiva con muy pocas posibilidades de vida, pero contra todos los pronósticos, ‘El Rey’ regresó a los escenarios y fue en el 2010 en la ciudad de Monterrey donde Emilio retomó su carrera hasta el fin del mundo.

Hoy el mundo llora su muerte, ‘El Rey’ ha partido dejando un trono difícil de reemplazar. Que Descanse en Paz Emilio Navaira.