MULTIMEDIOS DIGITAL
24 de marzo de 2016 / 10:43 a.m.

México.- Vaya penoso momento el que pasó el actor Herny Cavill hace algún tiempo cuando se encontraba hospedado en un hotel de Los Ángeles, anécdota que, asegura, pudo haber hecho que perdiera su trabajo. 

El actor se encuentra promocionando la cita ‘Batman v Superman’ y durante su paso por el Late Night con Seth Meyers recordó una bochornosa anécdota que le hizo pensar que perdería su trabajo.

Cavill relató que cuando fue contratado para interpretar a Superman en ‘Man of Steel’, viajó a Los Ángeles para reunirse con el director Zack Snyder. Aquel día él tuvo una cena en donde se habló el proyecto y posteriormente, debido al cansancio que le generó el jet lag, se fue directo a dormir a su habitación. 

A mitad de la noche su organismo le pedía ir al baño, pero el diseño del cuarto le hizo una mala jugada y cuando despertó ‘el baño’ lucía un tanto diferente.

“Me había despertado para hacer pis. Al pie de la cama estaba la entrada al hotel de mi cuarto, y a la izquierda de la cama estaba la puerta del baño. Salí del lado derecho de la cama y fui directo al primer piso y me desperté completamente desnudo en el pasillo.”

Sin embargo, al inicio el estar sin ropa no era su problema más grande, pues sus ganas de orinar aumentaban cada vez más.

“Estar desnudo en el pasillo es un gran problema, pero necesitaba hacer pis y estaba desesperado”.

“En este estadio, muy secundario. Estar desnudo y haciendo pis en un pasillo de hotel es bastante malo. Estaba viendo por el pasillo y chequeando botes de plantas de todo tipo… pensé: ‘¿Haré pis allí? ¿Y si alguien me ve? Eso es bastante malo’. Recordé que había una salida de emergencia así que corrí por ahí porque sabía que había una piscina en la parte de arriba y una cancha de tenis. ‘Quizá hay un baño allí’. Corrí a la salida de emergencia al techo y resultó ser una cancha de tenis que estaba cerrada y no podíamos llegar. Esto fue a las 3:00 am y luego pensé: debo hacer pis. Esto se está empeorando ahora. Acabo de hacer pis en el hotel, me siento como un niño de nuevo. Después caí en cuenta que no había resuelto el problema porque estaba encerrado fuera de mi hotel desnudo y ahora en el techo.”, cuenta. 

Sus opciones se fueron reduciendo poco a poco y no tuvo otra elección que armarse de valor y bajar a la recepción.

“Luego pensé: ¿Sabes qué? Tienes que aguantarlo, bajar y pedir una llave. Pensé: baja por el ascensor. Sé un hombre. Subí en el ascensor, bajé al lobby y pensé: ok este tipo se va a reír de mí. Caminé en la recepción y le dije a la recepcionista: esto es vergonzoso, me encerré fuera del cuarto. Necesito mi llave para regresar. Y respondió: claro ¿cuál número es su habitación?. No parpadea. Ni me mira. Y pensé: ¿Cuán a menudo ocurre esto en un hotel? ¿Por qué no he conocido a nadie más en este pasillo desnudo en el pasado?”.

Posteriormente un guardia de seguridad lo acompañó a su cuarto en lo que fue un incómodo y extraño momento para él.

Cavill por fin entró a su habitación y volvió a dormir, no sin antes dejarse llevar por el remordimiento, pensar en las cámaras de seguridad y convencerse de que perdería su trabajo. No fue así.

La cómica anécdota, cuenta el actor, le dejó una curiosa lección:

“Ahora pongo sillas contra la puerta de cada hotel en el que me alojo”.