MILENIO DIGITAL
5 de enero de 2016 / 04:20 p.m.

México.- El empresario Federico Figueroa, hermano del fallecido Joan Sebastian, negó tener relación con el crimen organizado y con la campaña del alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco.

Dijo que él como figura pública conoce a mucha gente, pero negó haber visto algún ilícito.

"Yo soy una persona pública, me dedico a hacer eventos, cuando uno está en presentaciones, saludar a alguien es de lo más común, saludas al que llega y te tomas la foto. Yo nunca he visto ningún ilícito para señalarlo ni para denunciarlo", dijo durante una entrevista. 

Asimismo, Figueroa negó haber participado en la campaña de Blanco:

"Admiro a Cuauhtémoc Blanco como deportista, pero no tengo ninguna relación con él ni con su equipo[...]  si lo veo lo saludaré y le desearé lo mejor en su gestión como presidente municipal", dijo.

"Con Blanco, para empezar yo ni le voy al América, le voy a las Chivas, no tengo ninguna relación con él, en ningún momento me he sentado con él, mi única relación con las autoridades de Cuernavaca es que tengo un palenque ahí, solo soy dueño del palenque no de la concesión, son mías las instalaciones. Para nada participé en la campaña", afirmó.

¿Una campaña en su contra?

Figueroa acusó al gobernador de Morelos de pagar una campaña en su contra.

"Graco Ramírez es perverso. Me usó para desprestigiar a la candidata del PRI durante la campaña a gobernador. Fui citado por unas mantas y fui citado injustamente, di la cara, me presenté ante la Fiscalía. Y yo me fui a la PGR y les explique antes de que el señor (Graco) empezara con sus calumnias, les dije que hay una campaña en contra mía y que atrás de esto está el gobernador Graco", dijo.

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, dijo ayer que los hermanos Roberto y Julio Yáñez, colaboradores cercanos de Cuauhtémoc Blanco, estaban ligados al narco. También señaló que su gobierno cree que detrás del alcalde de Cuernavaca está Federico Figueroa.

"Atrás de ellos (de Cuauhtémoc Blanco) está Federico Figueroa, hermano de Joan Sebastian, conocido por su vinculación con Guerreros Unidos. Yo se lo dije y se sorprendió, titubeó y no quiso responderme", dijo el gobernador.

En ese mismo espacio, el Comisionado de Seguridad de Morelos, Alberto Capella, dijo que el gobernador no acusó de tener nexos con el crimen organizado al presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, sino a la gente que lo rodea.

"Yo creo que el cuestionamiento iba (...) no relativo a la autoridad municipal sino a los personajes que lo rodean", dijo.

Agregó que "es una acusación grave que tendrá que tener un resultado en una investigación judicial" y que el trabajo coordinado entre las fuerzas estatales y federales arrojó la conclusión de que colaboradores de blanco estaban ligados al narco.

El comisionado acusó munícipe de paralizar la estrategia de seguridad en Cuernavaca.

"Acusamos a Cuauhtémoc Blanco porque es ignorante y no conoce sobre seguridad pública. La seguridad en Morelos no es perder un partido de futbol. La posición de Cuauhtémoc Blanco vulnera instituciones", comentó el comisionado.