26 de septiembre de 2014 / 01:31 a.m.

San Sebastián.- Con un cumpleañero productor, el manchego Pedro Almodóvar, la película "Relatos Salvajes", protagonizada por Ricardo Darín y Leonardo Sbaraglia, llegó a la 62 edición del Festival de Cine de San Sebastián.

La película provocó risas y aplausos, pese a su contenido subversivo y gamberro, en el que la desigualdad, la injusticia y la exigencia del mundo en que se vive producen que muchas personas se estresen o se depriman, incluso que algunas exploten.

Los protagonistas de "Relatos salvajes", vulnerables ante una realidad que súbitamente se altera y se torna impredecible, se entregan al innegable placer de perder el control.

Los productores Pedro y Agustín Almodóvar destacaron la pasión que les despertó el guión del guionista y director argentino Damián Szifrón, quien también dirigió la serie "Los simuladores".

Pedro Almodóvar, director de "La piel que habito", "La mala educación" o "Hable con ella", aseguró que al leer el guión de Szifrón "me apasionó muchísimo, me divirtió".

"Tengo cierto, no sé si reparo con las historias de sketches, pero la película tiene unidad que se nota también en el guión, tiene el mismo aliento, el mismo tono, la misma intensidad".

Sobre si podría hacerse una versión de "Relatos salvajes" en España, sostuvo que aquí "estamos más que enfadados, estamos profundamente desesperados, estamos en la más profunda desesperación y la más sombría depresión".

Expresó que "es tremendo comprobar que todo se hace con fines electorales, pensando en el voto tramontano", y se preguntó: "¿la ciudadanía dónde está?".

El cineasta apuntó que "podemos morir cada uno con su tragedia particular, pero hay que celebrar que estamos ante una película con mucho humor, muy negro, y además, mi cumpleaños y que en 1980 vine con 'Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón'".

En la rueda de prensa, Sbaraglia sostuvo que "el desafío de cada uno de nosotros frente a esta película era justamente cómo en 20 minutos se podían conseguir tantas sensaciones, emociones y transiciones".

"Lo hicimos junto a Damián, que va consiguiendo este retrato cinematográfico maravilloso, teniendo al espectador todo el tiempo rodando contigo con una gran transparencia, y lo más complicado para mí era ir comprendiendo esas bisagras, para hacer verosímil esas cuestiones de ascenso violento de los personajes", abundó.

Ricardo Darín, por su parte, anotó que cada uno de los relatos que componen esta muestra tienen su propia identidad, su propia fuerza.

"Tengo la suerte de acompañar este elenco donde hay trabajos infinitamente más buenos que el mío, que han necesitado de una entrega y de un nivel de perfeccionamiento que mi personaje no necesitaba porque la cuestión era más interna", expresó.

Recalcó que merece un aplauso el atrevimiento de Damián y hay que agradecerle "que podemos comportarnos como niños para mostrar nuestras emociones".

FOTO: Notimex

NOTIMEX