8 de julio de 2013 / 02:12 p.m.

Los Hermanos Musulmanes han denunciado que 34 de sus seguidores han sido asesinados a tiros en El Cairo y 40 han resultado heridos en el ataque del Ejército egipcio a su acampada, según ha asegurado uno de sus portavoces. Fuentes médicas cifran el número de muertos en 15. En respuesta a la masacre, los salafistas del partido Al Nur decidieron retirarse de las conversaciones para formar gobierno.

Murad Ali, de la Libertad de la Hermandad y la Justicia, afirmó que el asalto se produjo de madrugada mientras los islamistas organizaban una sentada ante el cuartel de la Guardia Republicana. Sin embargo, militares contradicen esta versión y aseguran que "grupos terroristas" intentaron asaltar el cuartel ante lo que las autoridades reaccionaron para defender el centro militar.

Mohamed Mohamed Ibrahim El-Beltagy, de los Hermanos Musulmanes, describió el incidente como una "masacre". Cerca de 500 personas resultaron heridas, según informa Al Yazira. Este último acto de violencia se produce horas después de que no se lograra un acuerdo para desbloquear el proceso de transición en el país tras la caída de Mohamed Mursi.

La búsqueda de un nuevo jefe del gobierno de transición en Egipto no ha tenido éxito hasta el momento, después de que el ultraconservador partido Al Nur se opusiera al nuevo candidato para el puesto de primer ministro interino, el socialdemócrata Siad Bahaa El Din, según informó la emisora 'Al Arabiya'.

El Din recibió la oferta de convertirse en el nuevo primer ministro interino después de que fracasara la propuesta de nombrar al premio Nobel de la Paz Mohamed El Baradei en el cargo.

Los salafistas querían una personalidad política neutral para el cargo. La agrupación, la única fuerza islamista que apoyó el golpe de Estado contra el presidente Mohamed Mursi, también rechaza el posible nombramiento de El Baradei como vicepresidente, añadió 'Al Arabiya'.

El diario Al Ahram había indicado que este puesto sería para el Premio Nobel de la Paz. La oficina presidencial no confirmó el nombramiento de El Din ni el de El Baradei. La designación de El Baradei como nuevo jefe de gobierno fue desmentida por el gobierno de transición el sábado por la noche.

Tras el derrocamiento del presidente islamista Mursi, en Egipto se busca a un nuevo primer ministro de transición que lidere al país hasta nuevas elecciones junto al presidente interino Adli Mansur.

De otra parte, el partido salafista egipcio Al Nur informó este lunes que se retiraba de las negociaciones para formar un nuevo gobierno en respuesta a la "masacre" al amanecer de los manifestantes partidarios del presidente derrocado Mohamed Mursi que reclamaban su regreso.

""Decidimos retirarnos inmediatamente de las negociaciones en respuesta a la masacre delante de la sede de la Guardia Republicana"" en El Cairo, indicó el portavoz de Al Nur, Nader Bakar en Twitter.

El partido Al Nur, la formación política salafista más importante de Egipto, es uno de los miembros de la coalición mayoritariamente laica que respalda el golpe de Estado contra Mohamed Mursi.

Al Nur ya se opuso al nombramiento del premio Nobel de la Paz, Mohamed ElBaradei, como primer ministro y tiene reservas sobre la elección de un economista de centro izquierda, Ziad Bahaa Eldin. Los salafistas estiman que estas dos personalidades no son los suficientemente consensuales y reclaman una personalidad compatible con el conjunto del movimiento islamista.

 — REUTERS