17 de octubre de 2014 / 12:49 p.m.

 

EU.- Melissa River, la única hija de la difunta Joan Rivers, ha utilizado las redes sociales para expresar el profundo pesar en el que aún sigue sumido su familia, una pena que no ha conseguido aliviar el resultado de la autopsia de su famosa madre, que establece que la estrella televisiva falleció a los 81 años de edad a consecuencia de "complicaciones quirúrgicas previsibles" mientras se sometía a una intervención menor en las cuerdas vocales el pasado 28 de agosto."En respuesta al informe de los forenses de Nueva York, todos nosotros continuamos estando apenados por nuestra trágica pérdida. No haremos más comentarios por el momento", escribió Melissa en su cuenta de Twitter.

 

In response to NYC's Medical examiner's report, we continue to be saddened by our tragic loss. No further comment at this time.— Melissa Rivers (@MelRivers) octubre 16, 2014Las autoridades médicas responsables de realizar la autopsia de Joan emitieron un comunicado este jueves aclarando que durante la fatal cirugía el cerebro de la artista fue privado de oxígeno después de sufrir una parada cardiorrespiratoria en la mesa de operaciones."La oficina de examinadores médicos de la ciudad de Nueva York ha concluido su investigación. La causa de la muerte de la señora Rivers fue una encefalopatía anóxica consecuencia de un paro hipóxico durante una laringoscopia y una endoscopia gastrointestinal superior, realizadas con el anestésico propofol, para analizar las razones de los cambios en la voz y el reflujo gastroesofágico que sufría la paciente. La causa de la muerte fue una complicación quirúrgica. La clasificación del fallecimiento como una muerte por complicación quirúrgica significa que la muerte fue causada por una complicación quirúrgica previsible durante la operación", reza el informe.En un principio, Joan se sometió a una operación rutinaria de garganta en la clínica privada Yorkville Endoscopy de Nueva York, pero fue trasladada de urgencia al hospital Mount Sinai donde se la indujo un coma después de que los médicos no lograsen resucitarla tras sufrir una serie de complicaciones en quirófano. La humorista falleció el pasado 4 de septiembre y su funeral se llevó a cabo tres días después en el templo Emanu-El de Manhattan.

TEXTO Y FOTO: BANG SHOWBIZ

 In response to NYC's Medical examiner's report, we continue to be saddened by our tragic loss. No further comment at this time.— Melissa Rivers (@MelRivers) octubre 16, 2014