ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
5 de agosto de 2016 / 11:39 p.m.

MONTERREY.- Una propuesta divertida, diferente y algo pícara, es la que presentaron la noche del viernes las actrices Yaya Mier y Veva Cuervo con la puesta en escena “Hijas de la Mala Vida”.

La sala 2 del Teatro Versalles se transformó en un exclusivo museo de Nueva York, donde se exhiben obras de Pablo Picasso, para darle paso a esta divertida propuesta teatral.

"Hijas de la Mala Vida" es la historia de dos mujeres entradas en años, que por azares del destino se encuentran en este museo sin imaginar lo que les está por pasar.

Yaya Mier da vida a Margot, una mujer que se dedica a la prostitución, mientras que Veva Cuervo interpreta a Penélope, una mujer de alta sociedad, que acaba de enviudar y que tiene mucha pasión por las obras de Picasso.

Estas dos mujeres parecen tan diferentes que con el paso de la historia se dan cuenta de sus semejanzas, que se transforman en un deleite para todos los presentes.

Yaya Mier demuestra toda su experiencia en escena. En tan sólo un segundo puede contagiar de nostalgia y tristeza a los presentes, al mismo tiempo que los hace reír con cada una de sus ocurrencias.

Las risas se dejan escuchar al enterarse que las diferentes vidas de las protagonistas se van enlazando; del repudio entre ambas, hasta la atracción de Penélope por Margot, todo por la relación que tuvo con el pintor español.

Esta escena desenvuelve una serie de divertidos acontecimientos que se convierten en el clímax de la función.

El guion es original de Humberto Robles, la dirección del reconocido actor regiomontano Renán Moreno, musicalización de Tony Graham y producción de Roberto Rangar.

Esta puesta combina muchos aspectos del teatro y demuestra que lo comercial no está peleado con lo cultural y que ambos estilos se pueden fusionar para ofrecer propuestas diferentes.

"Hijas de la Mala Vida" se presentará en temporada de viernes a domingo en la Sala 2 del Teatro Versalles.