18 de noviembre de 2013 / 10:16 p.m.

Monterrey.- Una de las muertes más investigadas ha sido sin duda la del que fuera presidente de Estados Unidos, John Kennedy, el 22 de noviembre de 1963 mientras transitaba por la plaza Dealey de Dallas en el asiento trasero de un Lincoln, pues está rodeada de misterios que hasta la fecha no han sido descubiertos.

Desde entonces se han escrito infinidad de libros que tratan de explicar, en su contenido, varias teorías sobre el asesinato de uno de los personajes más importantes de la historia.

En muchas de estas teorías se habla de una posible conspiración entre el mismo gobierno para matar al político y algunos otros responsabilizan al mismo padre de Kennedy de ordenar a Lee Harvey Oswald para que lanzara los mortíferos disparos.

Cabe destacar que se indicó que el francotirador, en realidad, buscaba terminar con la vida del gobiernador de Texas, John Connally, quien también viajaba en el auto con Kenney, pero falló en su intento.

Es importante resaltar que tras dicho asesinato se organizó una comisión de investigación llamada Comisión Warren, encargada de determinar qué pasó exactamente el 22 de noviembre de dicho año.

Tal investigación concluyó un año después, en 1964, señalando a Oswald como el autor material del crimen, quien actuó por su propia cuenta y riesgo, ya que la falta de cooperación del FBI y de la CIA dejaron en claro que el francotirador actuó solitario.

Aun cuando es considerado uno de los mayores magnicidios de la historia, pues transformó el orden de los acontecimientos en Estados Unidos y el resto del mundo, su asesinato permanece como el segundo más significativo y trascendente registrado hasta ahora.

El homicidio de Kennedy fue el primer acontecimiento transmitido al mundo en forma simultánea, envolviendo durante cuatro días a todo el planeta.

Sin embargo, aun cuando es considerado uno de los mayores magnicidios de la historia, al haber transformado el orden de los acontecimientos en Estados Unidos y el resto del mundo, su asesinato permanece como el segundo más significativo y trascendente registrado hasta ahora.

El homicidio del presidente se ubica en el segundo lugar en importancia al haber cambiado el rumbo del país más poderoso y con ello haber afectado la historia del resto del mundo.

Aunque es imposible saber cómo las cosas podrían haberse desentrañado si Lee Harvey Oswald nunca hubiera disparado en contra del presidente número 35 de Estados Unidos.

 

Enigmas que han surgido respecto al asesinato del 35 presidente de EU

Una bala mágica para justificar siete heridas en dos personas diferentes.

El segundo tirador, "no es posible que con tantas heridas hubiese solo un tirador", según relató en el programa Carmen Porter.

Prueba fabricada: La foto de Oswald, el presunto asesino, en la revista Live en la que aparece sujetando una pistola. Él dijo que era un montaje y hay expertos que lo ratifican.

Los falsos vagabundos que aparecían en una imagen y que resultó que trabajaban en la CIA.

Howard Hunt dirigió el golpe de Estado en Guatemala. Dejó como testamento una cinta en la que reconoce haber participado en un complot.

Zapruder, un ruso que estrenaba su cámara el día del asesinato de Kennedy. Hubo polémica porque no se sabe si la cinta fue manipulada. La vendió por 150.000 dólares.

¿Trabajaba Oswald para la CIA? Hay indicios que fue captado en su época de marine.

La escena del asesinato tiene varios personajes misteriosos como 'el hombre del paraguas'. Algunos dicen que ese paraguas disparó un dardo al cuello de Kennedy. Así como una señora con un pañuelo que pudo haber fotografiado al segundo disparador.

La muerte de Oswald, retransmitida en directo. Un conocido mafioso accedió armado y mató ante los periodistas al presunto asesino de Kennedy.

100 testigos de la muerte de Kennedy murieron después del magnicidio.

La familia de John F. Kennedy

El demócrata se casó en 1953 con Jacqueline Lee Bouvier, formaron una pareja mediática y alcanzaron igual fama que estrellas de cine o de música.

A Kennedy se le atribuyen algunas relaciones extra matrimoniales como la que presuntamente mantuvo con la actriz Marilyn Monroe.

Jacqueline y John tuvieron cuatro hijos, su primera hija, Arabella, murió antes de nacer, su segunda hija, Caroline, es la única de los hermanos que sigue viva, tenía cinco años cuando murió su padre.

Su tercer hijo fue un varón llamado John F. Kennedy Jr. Falleció en un accidente de aviación en 1999, otro de los sucesos por los que se habla de "la maldición de la familia Kennedy" y el último hijo de la pareja, Patrick, falleció dos días después de nacer.

La hija de Kennedy es embajadora de EE.UU. en Japón

Caroline Kennedy llegó hoy a Tokio rodeada de una enorme espectación y aseguró que está orgullosa de continuar con el legado de su padre.

La abogada de 55 años, que compareció junto a su marido, el diseñador Edwin Schlossberg, recordó que su padre quiso ser el primer presidente de EEUU en visitar Japón, por lo que estaba "orgullosa" de continuar con su "legado de servicio público".

Única superviviente de la familia del que fuera presidente estadounidense entre 1961 y 1963, Kennedy será la primera mujer en dirigir la embajada estadounidense en Japón.

¿Quién es Caroline Kannedy?

Nació en Nueva York y es madre de tres hijos, los cuales se mudarán a Tokio próximamente. Kennedy se ha mantenido distante de la política durante casi toda su carrera, aunque en 2008 tuvo un papel activo en la campaña de Obama, lo mismo que ocurrió en su reelección en 2012.

En 2009 se interesó por el escaño del Senado que dejó vacío Hillary Clinton al convertirse en secretaria de Estado, pero poco más tarde renunció a esa aspiración alegando "razones personales".

Ese mismo año el Vaticano vetó la candidatura de Kennedy para ser embajadora ante la Santa Sede debido, según los medios italianos, a su postura favorable al aborto.

Redacción