15 de abril de 2014 / 06:30 p.m.

Monterrey.- Su voz y ese singular estilo de actuar fueron parte del encanto natural de Pedro Infante, mismo que logró conquistar a todo el pueblo de México que hoy, a 57 años de haber fallecido, continua echándolo de menos.

Norteño de nacimiento, Pedro Infante consolidó su carrera gracias a las más de cincuenta cintas en las que apareció.

Aunque fue corto el tiempo en el que figuró dentro del cine mexicano, su nombre quedó grabado gracias a papeles que le permitieron llegar hasta los globos de oro o el Festival Internacional de Berlín.

El 15 de abril de 1957 aún es recordado como uno de los días más tristes para los mexicanos que sorprendidos, recibían la noticia del fallecimiento del icono mexicano en un accidente aéreo.

A 57 años de este hecho, Pedro Infante continua conquistando a las nuevas generaciones que descubren en él a un ídolo.

Abelardo Luzanía