5 de octubre de 2013 / 03:28 p.m.

NAIROBI, Kenia- El mayor Emmanuel Chirchir dijo que los atacantes fueron Abu Baara al-Sudani, Omar Nabhan, Khattab al-Kene y Umayr, nombres que fueron difundidos primero por una estación local de televisión en Kenia.       

"Confirmo que estos son los nombres de los terroristas", dijo Chirchir en un mensaje por Twitter.      

Las identidades de los individuos fueron conocidas en momentos en que una estación privada de televisión en Nairobi obtuvo y transmitió imágenes del circuito cerrado de vigilancia en el centro comercial ubicado en Nairobi.

        

En las imágenes se ve a los agresores que sostienen ametralladoras y caminan tranquilamente por una tienda en el interior del complejo. Uno de los individuos tiene una mancha de sangre en la pierna del pantalón y no cojea. No queda claro si la sangre es de él o de alguna de las víctimas.

        

Las imágenes contradicen versiones previas del gobierno según las cuales entre 10 y 15 agresores participaron en el ataque del 21 de septiembre.       

Compradores aterrorizados se escondieron detrás de maniquí­es, dentro de cajas de cartón, en recintos de almacenamiento, en túneles de ventilación y abajo de vehículos en el estacionamiento; muchas de ellas durante horas antes de que llegara la asistencia.      

Al-Shabab, afiliado a al-Qaida en la vecina Somalia, se adjudicó el ataque y afirmó que era en venganza por la intervención militar de Kenia en 2011 en Somalia dirigida a expulsar a extremistas.    

Más allá de sus nombres, poco se sabe de las identidades de los atacantes.      

Matt Bryden, ex jefe del Grupo de Vigilancia de Naciones Unidas en Somalia y Eritrea, dijo en un correo electrónico que al-Kene y Umayr son miembros conocidos de al-Hijra, el brazo keniano de al-Shabab.        

Agregó que Nabhan podría ser pariente de Alá Salá Nabhan, uno de los agentes de al-Qaida más buscados en la región y supuestamente uno de los cómplices que participaron en los planes para perpetrar en 1998 los atentados explosivos contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania en los que murieron más de 250 personas.   

Alá Salá Nabhan fue aniquilado en 2009 durante un ataque encabezado por los SEALS, un grupo de élite de la Armada de Estados Unidos, en el poblado de Barawe en Somalia, donde se escondí­a.        

Antes del amanecer del sábado, fuerzas militares extranjeras lanzaron un ataque contra combatientes en la misma aldea ubicada en el sur de Somalia. El ataque en Barawe estuvo dirigido contra objetivos "muy importantes" a decir de un funcionario que no facilitó mayores detalles, y ocurrió horas antes de las oraciones matutinas.

AP