21 de abril de 2013 / 11:33 p.m.

San Salvador • La Iglesia católica de El Salvador calificó hoy como un pretexto para despenalizar el aborto el caso de una joven que pidió a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se le permita la interrupción terapéutica de su embarazo.

"Nos preocupa, pareciera que es toda una agenda que se quiere llevar a debate para legalizar el aborto", dijo el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

Las palabras de Escobar fueron en alusión al caso de la joven Beatriz (nombre ficticio), que ha presentado un recurso de amparo para que se le permita la interrupción del embarazo debido a su mal estado de salud.

En El Salvador el aborto es penado hasta con ocho años de cárcel."¿Por qué lo decimos o por qué yo pienso así? Porque lo mismo han hecho en otros países. Han buscado casos emblemáticos para llegar a esto. Diría es una estratagema que se usa con frecuencia, ya bastante desgastada para conseguir legalizar el aborto", expresó.

"Tengo la esperanza, y ojalá nosotros lo veamos, que la sociedad misma se va a sentir espantada del aborto y va a repudiar esa práctica", subrayó el religioso al agregar que esto va contra los principios de la Iglesia católica.

La mujer de 22 años, según el diagnóstico médico del Hospital de Maternidad de esta capital, padece de Lupus, insuficiencia renal, mientras que el feto de su bebé se ha formado sin cerebro, por lo que tiene nulas posibilidades de vivir.

El prelado pidió a la Sala de lo Constitucional de la CSJ -que ha admitido la demanda- que cuando emita la resolución tenga en cuenta la Constitución, que señala que la persona humana lo es desde el instante de su concepción.

El Ministerio de Salud dijo que el Hospital de Maternidad está listo para interrumpir el embarazo de la joven, pues aseguró que la vida de Beatriz corre peligro, mientras que la representación de Naciones Unidas (ONU) en El Salvador también se mostró a favor de la mujer.

La organización “"Sí a la vida"” denunció por su parte que se pretende manipular el caso para legalizar el aborto.

La primera dama de El Salvador, Vanda Pignato, lamentó que este tema está siendo manipulado de manera electorera y afirmó que el mismo no está en la agenda del gobierno, por lo que pidió dejar a la corte que resuelva.

NOTIMEX