24 de julio de 2013 / 01:59 p.m.

Madrid • El rey Juan Carlos I de España se reunió hoy con el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, quien le entregó una propuesta para la renovación de las Cumbres Iberoamericanas, que prevé que después de la cita de octubre en Panamá, se celebren cada dos años, en lugar ser anuales.

El monarca, acompañado de su hijo y heredero de la Corona, el príncipe Felipe de Borbón, recibió al secretario general iberoamericano en el Palacio de la Zarzuela, cerca de Madrid, donde le ha dispensado una calurosa bienvenida, antes de posar para los fotógrafos y de acceder a su despacho.

En un breve intercambio de impresiones, Iglesias preguntó al rey sobre su visita oficial a Marruecos de la semana pasada. Después, ya a puerta cerrada, trataron sobre el informe titulado "Una reflexión sobre el futuro de las Cumbres Iberoamericanas", elaborado por una Comisión encargada de hacerlo por la última cumbre, celebrada en Cádiz (sur de España) en noviembre.

El ex presidente de Chile Ricardo Lagos presidió dicha Comisión, que estuvo integrada por Enrique Iglesias y la ex canciller mexicana, Patricia Espinosa.

Entre las propuestas que contiene el documento destaca la celebración de las cumbres cada dos años, en vez de uno por año, así como modificar su financiación, de manera que si hasta ahora España y Portugal costean el 70 por ciento de los gastos frente a un 30 por ciento de los países latinoamericanos, la proporción cambie a un 60/40 por ciento.

El informe también plantea la necesidad de buscar formatos más cómodos y proclives a los acuerdos en las reuniones de los jefes de Estado y de Gobierno, con más tiempo para el debate a puerta cerrada, ya que con el formato abierto es más difícil la discusión y también lograr consensos que hagan más útiles estos encuentros.

El informe obedece a un requerimiento de los jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos, que en Cádiz consideraron necesario hacer un análisis sobre el horizonte de este tipo de foros anuales, a los que siempre ha asistido el monarca español y que ahora también cuentan con la presencia del Príncipe de Asturias.

El rey Juan Carlos y Enrique Iglesias también abordaron en su reunión, según fuentes de la Casa Real, la convocatoria de la próxima cumbre iberoamericana en Panamá. El titular de la Secretaría General Iberoamericana dejará el cargo entonces, al agotarse su mandato, de manera que Panamá será su despedida como enlace permanente entre los países que participan en estas reuniones de alto nivel de la comunidad iberoamericana.

El monarca no ha faltado a ninguna de las Cumbres Iberoamericanas, incluso acudió a la XXII celebrada en Cádiz pese a que se estaba preparando para una operación de cadera.

EFE