LIBERTAD AMPUDIA
1 de junio de 2018 / 10:18 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Ignacio López Tarso cumplió 93 años recientemente, pero luce vivaz y afirma que seguirá en el mundo de la actuación hasta que pueda; con una sonrisa, agradece que además de hacer teatro, cine y televisión haya podido volver al doblaje este 2018, con la película de animación Hotel Transilvania 3. 

Luego de terminar la grabación de su voz en el Estudio Newark, platica con ¡hey! y recuerda que tiempo atrás prestó su voz a múltiples producciones, principalmente al lado de Carlos David Ortigoza, quien fundó la empresa Cinematográfica Interamericana en 1958.

“Yo hice doblaje hace muchos años, mucho, mucho doblaje, lo hice con el licenciado Ortigoza, que entonces era famoso porque era de la compañía más importante de doblaje que había en México, allá en la calle Porfirio Díaz tenía el estudio, ahí hice varias series”, mencionó.

Luego de contar que tan solo unas horas antes había llegado al aeropuerto por la gira teatral que realiza en el país, menciona que hizo un personaje en Dragnet, serie sobre la policía de Los Ángeles, y cuatro más en el programa de misterio Un Paso al Más Allá.

El actor no había vuelto al doblaje desde mediados del siglo pasado; pero esto cambió en 2015, cuando lo invitaron a dar vida a un personaje de Hotel Transilvania 2: Vlad, el padre de Drácula y abuelo de la protagonista, Mavis.

“Sí me gustan los vampiros, he visto muchas películas, desde las más viejitas que hay, pero no son mi monstruo predilecto”, comentó.

Por segunda ocasión, el ícono de la Época de Oro del cine mexicano dará vida a este ser mítico, que en la tercera entrega de la película cambia momentos de enojo por situaciones graciosas.

“Esta vez me he divertido y reído mucho. Hacía mucho tiempo que no realizaba esto, pero me encontré con este director, Ricardo Tejedo, que tiene una gran práctica, una gran experiencia, que además es una gente muy amable, trabajo muy a gusto y muy seguro con él, es una gran experiencia volver al doblaje”, aseveró.

Sentado en una de las cabinas de grabación, en la que en unos minutos terminó su participación, destaca que es un agasajo seguir activo en todas las vertientes de la actuación y pretende hacerlo mucho tiempo más.

“Mientras pueda seguir, yo seguiré actuando; me gusta mucho mi trabajo como actor, me divierte mucho, me entretiene y gozo, de verdad gozo mucho arriba del escenario, así seguiré mientras pueda hacerlo, si físicamente puedo seguir y si mentalmente puedo seguir, aquí estaré”, sostuvo.

El actor de teatro, cine y televisión está contento de poder seguir subiendo al escenario y no con una, sino con tres puestas en escena diferentes: "El Padre", "Aeroplanos" y "Un Picasso", que presenta en los teatros San Jerónimo y Rafael Solana, pero también al interior de la República, con un viaje de uno o dos días a la semana. 

jeem