AP
7 de agosto de 2013 / 06:07 p.m.

Londres • Las imágenes de satélite han expuesto el sufrimiento impuesto a la ciudad más grande de Siria, informó el miércoles Amnistía Internacional, que registró cientos de viviendas dañadas o destruidas y más de mil retenes carreteros.

Amnistía Internacional (AI), organismo de defensa de los derechos humanos y con sede en Londres, informó que trabajó en colaboración con la American Association for the Advancement of Science (Asociación Estadunidense para el Avance de la Ciencia) en el análisis de imágenes de Alepo tomadas por los proveedores aeroespaciales de imágenes DigitalGlobe y Astrium.

Las organizaciones buscaron indicios de la devastación en la metrópolis, que durante meses ha sido escenario de violentos enfrentamientos entre las fuerzas leales al presidente sirio Bashar Assad y los rebeldes que buscan derrocarlo.

"Las imágenes son un panorama de una población bajo un asedio brutal", dijo Christoph Koettl en un comunicado de AI.

El asedio tiene sus raíces en las protestas mayormente pacíficas contra el régimen de Assad que estallaron a principios de 2011. El régimen respondió con fuerza brutal y las protestas se transformaron en un levantamiento armado y una guerra civil. Los rebeldes lanzaron un intento ambicioso por apoderarse de Alepo el año pasado, pero no lograron solidificar su control de la ciudad, que desde entonces se ha convertido en la causa de una sangrienta lucha.

Muchas de las fotografías dadas a conocer por AI muestran un panorama general de la ciudad, con puntos rojos que indican el daño y la destrucción. El movimiento agregó que el daño era "emblemático de los bombardeos incesantes". Agregó que el análisis de las imágenes satelitales mostró que la destrucción resulta "severamente dispareja" con los barrios controlados por la oposición abrumadoramente atacados.

Varias imágenes de cerca mostraron lo que el grupo de derechos humanos aseguró era el daño causado por los ataques balísticos con misiles del gobierno de Assad en áreas civiles.

Fotografías de los barrios Ard al-Hamra, Tariq al-Bab y Jabal Badro de Alepo "antes" de los ataques mostraban numerosas casas hacinadas en un espacio reducido arrojando sombras vespertinas sobre las calles y zonas verdes. Las fotografías tomadas después de los ataques mostraban grandes tramos de destrucción donde, según AI, fue donde cayeron los misiles en las zonas residenciales.

Desde el espacio, el brillo blanco de los escombros entre los oscuros contornos de las casas asemejaba pequeños montículos de tiza aplastada contra un periódico abierto. De cerca, señaló AI, la devastación ha sido catastrófica.

En Jabal Badro, un misil mató a muchas personas al caer la tarde del 18 de febrero, denunció el organismo. Agregó que en Ard al-Hamra y Tariq al-Bab cayeron misiles gemelos el 22 de febrero, dejando al menos 117 muertos.

Otro grupo de imágenes, de marzo y mayo de este año, mostraron que lo que AI llamó parte del extenso daño dentro de la Ciudad Antigua de Alepo, hogar de un alcázar medieval y de varias escuelas religiosas, palacios, baños y establecimientos comerciales.