NOTIMEX
10 de agosto de 2013 / 06:38 p.m.

Madrid • Agentes de la Guardia Civil española decomisaron más de un millar de plantas de mariguana en sendas operaciones realizadas en las localidades alicantinas de Jijona y Benitachell, sureste del país.

Las dos operaciones se realizaron de manera coordinada pero independiente y se incautaron un total de mil 60 plantas de mariguana en diferentes fases de crecimiento, 455 en Jijona y 605 en Benitachell.

A los detenidos, cinco hombres y una mujer, de nacionalidades española, rumana y holandesa, y edades comprendidas entre los 25 y los 55 años, se les imputan diversos grados de implicación en los delitos de defraudación de fluido eléctrico y contra la salud pública.

Las operaciones se encuentran encuadradas en el operativo permanente establecido en la provincia de Alicante para la lucha contra el tráfico de drogas.

El Ministerio español del Interior apuntó que las diferentes investigaciones de la Guardia Civil centraron su atención en una vivienda situada en la urbanización "Cumbres del Sol, del término municipal de Benitachell, sobre la que se tuvo la sospecha de que en su interior se podría estar realizando algún tipo de ilícito relacionado con el tráfico de drogas.

Apuntó que una vez realizadas las correspondientes comprobaciones y análisis de información, el día 5 de agosto se procedió al registro de la vivienda, con el oportuno mandamiento judicial.

Allí se halló en el sótano de la misma una plantación de marihuana compuesta por 605 plantas en diferentes fases de crecimiento y de unos 50 centímetros de altura en su gran mayoría, así como una caja de cartón conteniendo tres mil 100 gramos de mariguana seca.

El habitáculo donde se encontraban las plantaciones estaba perfectamente preparado, a modo de laboratorio, para el cultivo de la mariguana, localizando en su interior, además de las plantas, numeroso instrumental para el cultivo y aceleración del mismo.