JORGE PORTILLO | @JORGE_PORTILLO
8 de septiembre de 2016 / 10:48 a.m.

ESPECIAL.- Con algunas complicaciones, la cuarta colección de prendas de Kanye West se presentó ayer en Nueva York.

En el Yeezy Season 4 estuvo presente Kim Kardashian, con la pequeña North West, además de Kylie y Kendall Jenner, quienes apoyaron al rapero.

Pero si algo destacó en el desfile de Kanye fue la incomodidad de las modelos al portar el calzado: se tambaleaban, perdían el equilibrio y hubo quienes optaron por quitarse el calzado para no terminar en el suelo.

Las prendas diseñadas por West también dejaron mucho que desear: botas de plástico, crop tops de punto que dejaban al aire medio pecho, escotados bodies con tanga por detrás, shorts imposibles y pequeñas fajas de punto en color nude, que si no nos dicen que son diseños exclusivos, pensaríamos que es una verdadera broma.

Pese a la incomodidad de las modelos durante el desfile y a que las prendas no son las mejores que se hayan visto en el mundo de la moda, la nueva colección de West seguramente arrasará en las tiendas, tal y como ya lo han hecho sus anteriores propuestas.