OMAR RAMOS 
1 de junio de 2018 / 08:02 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El movimiento #MeToo se generó en octubre de 2017. Una cinta de Pixar lleva en promedio tres años para su realización. Que la trama central en Los Increíbles 2 sea mostrar la fuerza de la mujer en un momento histórico en la industria del entretenimiento, es una coincidencia que celebran su director, Brad Bird, y su productor, John Walker, en el afán de mostrar una trama que pueda convertirse en un clásico, como lo fue la primera parte de esta historia.

“Lo importante es que no lo hacemos porque ahora está en las noticias y, por otra parte, sería imposible, porque hacer estas películas nos toma tres años. Tratamos de hacer tramas que se conviertan en clásicos, que esperamos tengan un valor en 100 años y queremos hacer cosas que sean interesantes para los personajes. No cambiamos nada de nuestros personajes para esta historia, Helen ya era una mujer fuerte en la primera cinta”, comentó Bird a ¡hey! en su visita a México.

El realizador se tomó un amplio descanso de la animación para dirigir acción real. Con Misión imposible: Protocolo Fantasma logró un éxito de críticas y taquilla. Bird comenta que dirigir secuencias de acción con actores no cambió su perspectiva a la hora de regresar a las explosiones en la animación; aunque recordó que, gracias a Los Increíbles, su trabajo al lado de Tom Cruise fue posible.

“Tom vio la primera cinta de Los Increíbles y realmente le gustó mucho. Me dijo que fuera a su casa a hablar de cine y tuvimos esta gran conversación durante unas dos o tres horas solo sobre películas, las que amamos, todo lo que Tom sabe del cine mudo, una gran discusión. Y me dijo que si estaba interesado en hacer una historia de acción, que sería increíble. Le dije que por supuesto", mencionó

“Tom no se dejo engañar por el hecho de que era una cinta animada, mucha gente piensa que hacemos estas cosas de dibujos, pero Tom me dijo que le gustaba el tono, la edición", agregó.

Los Increíbles es una de las cintas más queridas del universo Pixar y las expectativas que puede crear una secuela a más de una década de distancia.

Brad Bird ve este fenómeno con una filosofía positiva, seguro que su nueva historia está a la altura de sus personajes.

“Hay una forma positiva y negativa de verlo. La negativa es que si pienso que todos esperan que la secuela sea grandiosa, entonces solo voy a fallar, me asusta pensar eso", expresó.

“La forma positiva de verlo es que la gente conecta con estos personajes, les gusta su mundo y a nosotros también, pero creemos que debemos olvidar todo lo que la gente dice que le gusta, no podemos repetirnos por esa razón y eso hicimos, honrar a los personajes y honrar al mundo, pero también ir en direcciones inesperadas”, añadió. 


jeem