30 de octubre de 2013 / 10:05 p.m.

Nueva York.- Con el regreso del maratón de la ciudad de Nueva York, a efectuarse el domingo, después de ser cancelado el año pasado debido a la Súper Tormenta Sandy, el atentado ocurrido en el maratón de Boston es motivo de preocupación.

El Departamento de Policía de Nueva York planea incrementar la seguridad a lo largo del recorrido de 42,1 kilómetros (26,2 millas), el cual transcurre a través de los cinco distritos de la ciudad. Pero la línea de meta se ha convertido quizá en la mayor preocupación después de que detonaron dos artefactos explosivos cerca de la meta de la carrera de Boston, matando a tres personas y lesionando a más de 260.

"Será fuerte", dijo recientemente el comisionado de la Policía Raymond Kelly cuando se le preguntó sobre el área de meta de la carrera en Central Park. "Siempre es fuerte, pero obviamente vamos a prestar atención particular a eso este año".

Aproximadamente 45.000 corredores participarán en el maratón.

El departamento de policía compró 100 cámaras de seguridad móviles luego de ataque en Boston. Serán colocadas estratégicamente para observar cualquier situación sospechosa a lo largo de la ruta en lugares que no cubren las cámaras permanentes, señalaron las autoridades.

Serán colocados a lo largo del recorrido cientos de agentes; se vigilará desde el aire con helicópteros de la policía, y desde embarcaciones en el Puerto de Nuevas York y el Río Este. Al igual que ocurre con cualquier gran espectáculo realizado en la ciudad, el departamento desplegará además perros detectores de explosivos y agentes vestidos de civil cuya tarea será mezclarse con la multitud.

"Pienso que tenemos un plan sólido, pero siempre se requiere algunos ajustes, y estamos ahora en el proceso de realizarlos", indicó Kelly.

El grupo New York Road Runners, encargado de la organización del Maratón de la Ciudad de Nueva York, dijo se consideró prohibir portar bolsas en las graderías ubicadas en el área de meta, pero se descartó al considerarla impráctica porque los espectadores necesitan acarrear ropa y provisiones para ellos y para corredores con quienes planean reunirse al final de su competencia.

En lugar de ello, los organizadores están instando a los espectadores a portar sólo un a bolsa por persona, no más grande que el tamaño de un bolso de mano. Los espectadores van a encontrar además barreras alrededor de la línea de meta con entrada únicamente a través de puntos de inspección en los que revisará bolsas. A lo largo de la ruta se colocarán puntos de inspección similares.

AP