4 de noviembre de 2013 / 06:53 p.m.

 India quiere sumarse a los pioneros de la exploración espacial con una misión a Marte con la que espera demostrar su capacidad tecnológica para navegar por el sistema solar al tiempo que busca soluciones a los problemas cotidianos en la Tierra.

Con el lanzamiento previsto para el martes del Mangalyaan, que significa “nave de Marte” en hindi, la India tratará de ser la cuarta nación o grupo de naciones en llegar al planeta rojo, después de la Unión Soviética, Estados Unidos y Europa.

“Tenemos mucho que comprender sobre el universo, el sistema solar en el que vivimos, que desde siempre ha sido un propósito de la humanidad”, afirmó K. Radhakrishnan, director de la Organización India de Investigación del Espacio.

India considera su misión a Marte como una “demostración tecnológica”, dijo Radhakrishnan. “Deseamos usar la primera oportunidad para colocar una nave espacial en órbita alrededor de Marte y, una vez que esté a salvo allí, conducir algunos experimentos significativos y estimular a la comunidad científica”.

Radhakrishnan admite que la misión es ambiciosa y que ningún país ha tenido éxito completo en su primer intento. Más de la mitad de los intentos por llegar a Marte —23 de 40 misiones— han fracasado, incluso las de Japón en 1999 y China en 2011.

Si India lo logra, demostrará que su programa espacial está capacitado para sumarse a la elite de la exploración del universo.

Mangalyaan debe despegar el martes del centro espacial indio en la isla de Shriharikota, para iniciar un viaje de 300 días y 780 millones de kilómetros para orbitar Marte y explorar su geología y atmósfera.

Cinco instrumentos impulsados por energía solar a bordo de la nave recogerán datos para determinar cómo funciona el sistema climático marciano y qué ocurrió con el agua que se supone que alguna vez existió en cantidad en ese planeta. También buscará indicios de metano, elemento químico básico en los procesos vitales en la Tierra que también podría provenir de procesos geológicos.

Algunos de los datos complementarán las investigaciones que se espera conducir con una sonda que la NASA lanzará más adelante este mes.

AP