EFE
30 de mayo de 2013 / 10:08 p.m.

São Paulo • Un indio de la tribu burití murió hoy y otros tres resultaron heridos durante un operativo policial de desalojo en una hacienda de la ciudad de Sidrolandia, a 60 kilómetros de Campo Grande, capital del occidental estado brasileño de Mato Grosso do Sul, según informaron fuentes indigenistas.

El Consejo Indigenista Misionero (Cimi), entidad vinculada a la Iglesia católica, declaró que el indio, identificado como Osiel Gabriel, de 35 años, murió en el Hospital Beneficente Elmiria Silverio Barbosa víctima de arma de fuego. Los otros tres indígenas tuvieron heridas leves, según reportó el hospital.

De acuerdo con el servicio estatal de noticias Agencia Brasil, agentes de la Policía Federal (PF) y Militarizada llegaron en la madrugada de hoy a la hacienda para cumplir una orden judicial de desalojo y reintegración de la tierra a su dueño, el ex diputado regional Ricardo Bacha.

La PF indicó que los indios, que ocupaban el lugar desde el pasado 15 de mayo, llegaron a incendiar parte de la hacienda, que está dentro de la llamada "Tierra Indígena de Burutí", declarada en 2010 como territorio de "ocupación tradicional". En otro conflicto con indígenas, unos 150 indios permanecían hoy en los campos de obras de la hidroeléctrica de Belo Monte, un polémico proyecto en la Amazonía.

Los indios se oponen a la construcción de la gigantesca represa y piden que el proyecto sea avalado mediante una consulta popular con las 169 etnias de la región. Según el consorcio responsable de la construcción del proyecto, los indios se apoderaron de dos autobuses y los radios de comunicaciones, cercaron las salidas de emergencia y amenazan con incendiar los camiones.

Unos ocho mil trabajadores están dentro del campo de obras y efectivos del Ejército y la Policía aguardan desde afuera la orden judicial para proceder con el desalojo. El secretario de la Presidencia de Brasil, Gilberto Carvalho, ofreció una audiencia en Brasilia con autoridades del gobierno condicionada a una retirada voluntaria de los indios con plazo hasta el próximo 4 de junio.