15 de noviembre de 2013 / 04:34 p.m.

Una de las condenadas del grupo punk ruso Pussy Riot, Nadezhda Tolokónnikova, está ingresada en una clínica de la región siberiana de Krasnoyarsk, anunciaron hoy los servicios penitenciarios rusos.

“Es un hospital normal y corriente con muchas secciones, pero sólo para presos”, informó un portavoz de los servicios penitenciarios de Krasnoyarsk a la agencia Interfax.

Tolokónnikova, que llegó este martes a Krasnoyarsk tras 26 días de traslado desde la prisión de la región de Mordovia, es sometida a un chequeo médico.

“En general, Nadia (Nadezhda) se encuentra bien. La están diagnosticando. Se está recuperando después de sufrir algunas dificultades debido a la huelga de hambre. Lee mucho y estudia por su cuenta”, dijo a Interfax Piotr Verzílov, marido de la integrante de Pussy Riot.

El esposo de Tolokónnikova, que cumple al igual que María Aliójina dos años de cárcel por escenificar una plegaria punk en el principal templo ortodoxo ruso, asegura que ella “está contenta con el trato recibido y el equipamiento del hospital”.

“Nadia considera que puede cumplir su condena en la prisión de Nizhni Ingash (IK-50), pero también cabe la posibilidad de que permanezca en el KTB hasta la conclusión de su pena”, apuntó.

EFE