EVA GÁNDARA
26 de abril de 2014 / 01:06 p.m.

Monterrey.- Elegante y muy sonriente con ese porte de charro que lo distingue, fue como anoche Alejandro Fernández inauguró la temporada del Dome Care (antes palenque).

Al filo de las 22:45 horas y bajo los acordes del tema "Si supieras", que fue parte de un popurrí con mariachi, El Potrillo apareció en el redondel del recinto, mismo que lució con varias butacas vacías.

Sin importar el retraso, el público ansioso por escuchar sus temas recibió al intérprete de 43 años de pie y bajo calurosos aplausos.

"Que bueno", "Para que no regreses" y "Sí tú no vuelves", fueron algunos de los primeros temas que el cantante interpretó.

Sin secuelas de la operación a la que fue sometido en febrero por una lesión en su rodilla derecha, el menor de los Fernández se paseó por el redondel, provocado la euforia de sus fanáticos.

Pero para su versión acústica, el hijo de Vicente Fernández utilizó un banco desde el cual cantó algunas melodías como "Qué voy a hacer con mi amor".

"Qué lástima", continuó en el repertorio del artista, quien estuvo acompañado por ocho músicos y el mariachi.

"Muchísimas gracias, ¿cómo está mi gente regia?, ¿cómo está Monterrey? Muchas gracias por acompañarme esta noche y por darme la oportunidad de presentarme un año más en esta feria tan importante, que si nos ponemos a pensar van cerca de veintitantos años que vengo a este lugar, acabó de cumplir 43 años", dijo Alejandro Fernández, quien fue interrumpido por su público para cantarle a capela las tradicionales "Mañanitas".

Fernández, quien en está ocasión no viajó acompañado de su novia Karla Laveaga, continuó su espectáculo con canciones como "Mátalas" y "Loco".

Al parecer un problema estomacal fue el motivo por el cual Alejandro Fernández retrasó anoche su concierto en Monterrey.

El cantante salió al redondel casi una hora más tarde de lo programado por los organizadores.

Trascendió que El Potrillo solicitó a su equipo ir a comprar medicamentos para poder cumplir con su espectáculo.

El intérprete llegó a las instalaciones de la Expo Guadalupe en punto de las 22:00, pero salió 45 minutos más tarde.

Su arribo a Monterrey fue pasadas las 19:00, para trasladarse al hotel donde se hospedó.