21 de enero de 2013 / 03:18 p.m.

Caracas • El presidente de Venezuela Hugo Chávez iniciará próximamente una nueva fase de tratamiento tras ser sometido a una intervención quirúrgica hace más de un mes en Cuba y se encuentra “con su estado de ánimo de siempre, el de la victoria"”, afirmó el vicepresidente Nicolás Maduro, quien dijo estar optimista respecto a que el mandatario regresará pronto a ese país.

La información acerca de la salud del gobernante da cuenta de un cambio favorable después de que el pasado 7 de enero el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, diera un parte médico oficial indicando que Chávez se encontraba en una “"situación estacionaria"” de la insuficiencia respiratoria, consecuencia de una infección pulmonar postoperatoria.

El mandatario, de 58 años, se sometió el pasado 11 de diciembre a una “"compleja"” operación por la reaparición del cáncer que anunció padecer a mediados de 2011 y que lo ha hecho pasar por el quirófano en cuatro ocasiones.

El vicepresidente, quien encabeza desde entonces el gobierno en ausencia de Chávez aseguró que el mandatario “"va saliendo del postoperatorio y va a entrar en una nueva fase de tratamientos que está en proceso de evaluación"”.

Maduro, en entrevista ofrecida al ex vicepresidente y periodista José Vicente Rangel, afirmó que Chávez está consciente, concentrado en su recuperación, es disciplinado con su tratamiento y se está estabilizando “"en todos sus valores"” y funcionamiento de sus órganos.

Afirmó además, que “"más temprano que tarde"” el mandatario regresará al país, aseveración que se suma a la ofrecida por el embajador de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, quien dijo en entrevista con Telesur que “"hay la alternativa cada vez más cierta del regreso del presidente"”.

Sin embargo, el presidente cumple ya más de 40 días en silencio y alejado de las pantallas tras la última operación, un mutismo que pesa en un país acostumbrado a un gobernante que constantemente ofrecía largas alocuciones y encabezaba con mucha frecuencia actos de gobierno trasmitidos por radio y televisión.

Maduro comentó que la última vez que vio al presidente fue el pasado 14 de enero y que en esa oportunidad le tomó su mano derecha y le pidió que se quedara “"tranquilo”" y mantuviera su ritmo de tratamiento pues el pueblo y las Fuerzas Armadas venezolanas son “"leales"”, lo que Chávez agradeció, según el funcionario.

Antes de someterse a la operación, Chávez recordó que en caso de quedar inhabilitado para ejercer la presidencia habría que convocar a nuevas elecciones en un lapso de 30 días, como prevé la Constitución. Chávez fue reelecto en las presidenciales del pasado 7 de octubre frente al candidato opositor Henrique Capriles.

Claves

El Chavismo, sin división

- El vicepresidente Nicolás Maduro reiteró ayer que no existe ninguna división entre los dirigentes chavistas.

- “"Ninguno de nosotros forma parte de ningún grupo. Somos militantes de la causa de Chávez y nos sentimos profundamente orgullosos de ser militantes subordinados a su mando"”, puntualizó.

- Maduro aseveró que esa actitud la comparten los más importantes dirigentes del chavismo, como lo son el canciller Elías Jaua, Diosdado Cabello, titular de la Asamblea Nacional y Rafael Ramírez, ministro de Energía y Petróleo.

AGENCIAS